Así lo ha asegurado la NASA tras la investigación que se está llevando a cabo junto a la Universidad de Washington. Al parecer, en la luna de Jápeto, el satélite más distante de Saturno, se producen las avalanchas de hielo más grandes del Sistema Solar junto a Marte. Un fenómeno que ofrece escenas tan extrañas como grandiosas para los científicos, un efecto cuyo estudio podría ofrecer pistas sobre los deslizamientos devastadores que se producen en la Tierra.

Jápeto

Jápeto es uno de los satélites más raros y extraños del planeta Saturno, el octavo más distante al planeta y el tercero en cuanto a tamaño. El satélite fue descubierto por Giovanni Cassini en 1671 y ofrece unas características físicas muy especiales. Su baja densidad nos indica que su principal componente es el hielo junto a una pequeña cantidad de materiales rocosos. Una superficie compuesta por una amplia cantidad de cráter, la mayoría de proporciones gigantescas (tres de ellos exceden los 350 kilómetros de diámetro). La forma de Jápeto es esférica con una cordillera ecuatorial tan alta que distorsiona la forma del satélite.

La investigación ha comenzado una vez que la nave Cassini comenzara su paso por Jápeto entre los años 2004 y 2007. Las primeras imágenes que se obtuvieron del satélite nos mostraban una superficie rugosa nunca antes vista, con unos cráteres de impacto extremadamente profundos y un conjunto de montañas que superaba a cualquier imagen que pudiéramos ver en la Tierra.

La NASA explica que han llegado a identificar hasta 30 avalanchas gigantes de hielo, 17 de ellas se habrían hundido en las paredes de los cráteres, las 13 restantes se habrían deslizado por la cordillera ecuatorial. En este contexto, el hielo cae a gran velocidad produciendo un fenómeno que los investigadores tratan de entender. Su coeficiente de fricción baja fluyendo en vez de desplomarse. Una avalancha de hielo más grande de lo habitual.

Los científicos explican que el equivalente en la Tierra a este fenómeno sería el "sturzstrom", un tipo de desprendimiento que tiene la característica de desplazarse de forma horizontal, hasta 30 veces más largo que su caída vertical llegando a poder subir.

Según Kelsi Singer, uno de los investigadores del estudio:

Vemos deslizamientos de tierra por todas partes, también en el sistema solar, pero la helada luna de Jápeto de Saturno tiene más deslizamientos de tierra gigantes que cualquier cuerpo, salvo los de Marte. Los deslizamientos en Jápeto son un experimento a escala planetaria que no podemos observar en laboratorio o en la Tierra. Ocurren en el hielo, en vez de en la roca, con una gravedad diferente y sin atmósfera.

Las primeras pruebas en laboratorio indican como hipótesis el calentamiento instantáneo, una situación donde pequeños puntos de contacto en la superficie se calientan por la fricción. A la velocidad en la que se produce el fenómeno, el calor no podría escapar a los puntos de contacto y la roca o las heladas podría incluso llegar a derretirse. Una explicación que ofrecería a la investigación pistas sobre los deslizamientos y desplazamientos que se producen en los terremotos.