A medida que Apple acelera la producción en cadena de la próxima generación del iPhone en fábricas en Asia, más partes y componentes del smartphone se filtran. En este caso iLab, una tienda de reparaciones ha publicado algunas fotos de los componentes exteriores ya ensamblados para ver la supuesta forma final del iPhone 5.

Tres cosas evidenciadas en las fotos:

  1. Pantalla más grande, pero solamente de largo y no de ancho. ¿Por qué? Apple ha usado la misma proporción de pantallas desde la salida de la primera generación del iPhone (480x320 en iPhone 1, 3G, 3GS y 960x640 en iPhone 4 y 4S, justamente el doble). Cambiar esa proporción haría que las aplicaciones se vean mal. La solución seria simplemente ofrecer a los desarrolladores más espacio vertical para, por ejemplo, mostrar notificaciones sin cubrir parte de la aplicación o para las barras de navegación inferior y, por supuesto, mantener la densidad de pixeles de la pantalla Retina.

  2. Puerto dock más pequeño, uno de los rumores más fuertes apoyado por Reuters, que asegura que el conector usado desde hace más de diez años pasará de 30 pins a 19.

  3. Mantiene el diseño frontal, pero nuevamente cambia el trasero. Desde el iPhone 3G, Apple ha optado por un solo color/material en la parte posterior de la terminal, parece que esto cambiará. Y antes que piensen que esta es una decisión de diseño "muy poco Apple", recuerden cómo era el iPhone de primera generación:

¿Cuándo se lanzará? Probablemente en septiembre u octubre, como el año pasado y coincidiendo con la disponibilidad de iOS6. Aunque ya se está hablando de un adelantamiento en la salida del iPhone 5 para aplacar el descenso en ventas este último trimestre y la ventaja que Samsung está adquiriendo.