Esta sábado en la Jonathan Levine Gallery de Nueva York se inaugura una exposición titulada Human Nature. Dicha exposición recoge el trabajo del artista inglés Jason deCaires Taylor (Reino Unido, 1974), un apasionado del buceo, la naturaleza y el arte. Taylor es conocido por sus grandes instalaciones subacuáticas, conjuntos escultóricos realizados con un cemento especial y conciencia ecológica, ya que el fin último de las obras es albergar vida. Taylor crea arrecifes artificiales de un modo muy artístico y sigue la evolución de los mismos a través del tiempo, sacando fotografías cada pocos meses y filmando el cambio que sucede bajo las aguas: 

Los colores de las esculturas son diferentes, los patrones de luz son muy diferentes, la atmósfera y el ambiente son de otro mundo. Las piezas adquieren un tono muy diferente bajo el agua

Las esculturas de Jason son tremendamente detallistas y representan a personas a tamaño natural; una vez acabadas las deposita en el fondo del mar. Cualquier buceador desinformado podría pensar, al toparse con el trabajo de este particular artista, que ha encontrado los restos de una antigua civilización. Lo cierto es que el resultado es espectacular ya no sólo por lo realistas que son sus esculturas sino por ver como la vida va abriéndose camino sobre ellas, buscando siempre un lugar en el que florecer. Como bien explica Taylor: 

[…] las esculturas permiten que peces, langostas, crustáceos y diferentes tipos de invertebrados vivan adentro […] es genial, lo que más me gusta es bajar y ver los cambios; me interesa fotografiarlos y ver qué pasa. 

En cuanto Taylor deciros que en su juventud le interesaba el graffitti, que en 1998 se licenció con mención de honor en “Escultura y Cerámica” en el Instituto de las Artes de Londres y que aprendió a trabajar la piedra en la Catedral de Canterbury. Se dio a conocer a nivel internacional en 2006 cuando creó en Granada el primer parque de esculturas bajo el agua. También es fundador y director artístico del Museo subacuático de Arte (MUSA) de Cancún (México), se trata del museo de este tipo más grande del mundo y alberga más de 400 esculturas. Con su obra quiere llamar la atención sobre la presión y el proceso destructivo al que son sometidos los arrecifes de coral en todo el mundo.

Así que si tenéis la suerte de poder visitar Nueva York entre el 30 de junio y el 20 de julio podréis ver una selección de las mejores imágenes del trabajo de Taylor en la Jonathan Levine Gallery. Si tenéis más suerte y estáis en Cancún o planeáis visitar el lugar no dejéis pasar la oportunidad de conocer el MUSA. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.