Chelsea Davison es una de esas personas que cree que el esterotipo de neoyorquino borde, insensible, inaccesible y sin tiempo para nada es un mito; sabe que dentro todos llevamos un niño pequeño que desea salir a jugar y por eso, con la idea en mente de hacer la ciudad más alegre durante un día, creó un juego de Verdad o Reto a gran escala.

Esta diseñadora desperdigó 300 tarjetas por el parque de Washington Square el pasado 9 de junio, en cada tarjeta había una pregunta algo personal y un reto. Las personas que optasen por responder podían hacerlo vía Twitter en la cuenta creada expresamente para el juego. Otros, sin embargo, decidieron llevar a cabo los diferentes retos: caminar como un egipcio, presentarse ante un desconocido como Batman, dar diez vueltas seguidas...

Sorprendentemente la gente se animó a jugar y seguir las instrucciones de las pequeñas tarjetas. Tal vez es cierto que todos, de vez en cuando, queremos salir a jugar, a divertirnos y dejar que el niño que llevamos dentro disfrute. Davison reconoce que:

[...] la gente se animó, dio el salto. Incluso pude grabar a algunos. En general la respuesta fue impresionante. La gente empezó a hablar, reír y divertirse. Algunas personas incluso se llevaron las tarjetas como recuerdo.

Me parece una iniciativa muy divertida y original, que además puede llevarse a cabo en cualquier lugar del mundo. ¿Por qué no probamos a hacerlo en nuestras ciudades? Sería interesante ver la reacción de la gente de Londres, Madrid, Buenos Aires, Tokio ante el juego propuesto por las tarjetas. Si alguien se anima que me lo haga saber porque me encantaría conocer el resultado de la experiencia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.