Lo que vemos en las imágenes es el primer robot en el mundo que gana con una tasa del 100% en el famoso juego de piedra-papel-tijera. ¿Cómo? A través del reconocimiento gestual de nuestras manos.

Bajo el nombre de Janken tenemos a este curioso prototipo desarrollado por el Laboratorio de Ishikawa Oku de la Universidad de Tokio. El juego, como vemos en las imágenes, consiste en que el robot pueda interpretar "a la de tres" lo que la mano humana lanzará.

Un trabajo donde los investigadores han conseguido que durante el tiempo que la mano articula el movimiento (menos de un segundo), el robot pueda reconocer a alta velocidad la posición y la forma que se va a realizar.

Según cuentan, las articulaciones de la muñeca del robot tienen unos reflejos basados en la mano humana. Por tanto es capaz de registrar a través de su visión lo que se va a realizar y ejecutar posteriormente su acción en microsegundos.

Los investigadores dicen que esta tecnología se puede aplicar para la ayuda de movimientos similares a los humanos, un futuro donde los robots cooperen en trabajos donde tengan aprendido los movimientos humanos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.