Lo que vemos sobre las imágenes es el último desarrollo de Microsoft, una tecnología que han denominado como MirageTable donde combinan Kinect con un proyector 3D para ofrecer video-conferencias con algo de realidad aumentada.

La idea del proyecto es mejorar la colaboración mediante la creación de un espacio de trabajo compartido a la vez que interactivo, un lugar donde los trabajadores se puedan comunicar entre ellos de forma remota.

Desde Microsoft comentan que el uso de Kinect en la tecnología les ofrece un mayor seguimiento ya que puede rastrear los movimientos oculares de los usuarios de forma que se aseguran que los objetos analizados siempre tienen la perspectiva correcta.

MirageTable estaría formado por un proyector estereoscopio 3D. Éste despliega la imagen sobre una pantalla curva, lo que combinado a la cámara de Kinect (y obligatoriamente a unas gafas de visión 3D para el efecto) produce que el usuario pueda manipular o interactuar con los objetos virtuales y por último compartir la experiencia con personas que no se encuentran físicamente en la misma habitación.

Una aplicación más para Kinect, posiblemente la tecnología que más ha desarrollado a su alrededor toda clase de posibilidades a su uso original. En este caso, hacia la colaboración remota y posibilidad de manipulación de objetos virtuales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.