Hay actividades que requieren que adquiramos cierta destreza en la realización de movimientos con nuestras manos, por ejemplo tocar un instrumento como el violonchelo o la guitarra. Como se suele decir habitualmente, la práctica lleva a la perfección pero, además de la práctica, a veces es necesario contar con el apoyo de un profesor que nos ayude a desterrar ciertos vicios o imperfecciones en nuestros movimientos. Un equipo de Microsoft Research, el laboratorio de ideas de Microsoft, decidió abordar este escenario desarrollando un sistema que ayudase a perfeccionar la realización de una serie de movimientos con las manos mediante la proyección de señales e imágenes sobre las manos del usuario a modo de guía.

LightGuide, que es como se llama este sistema, es una prueba de concepto que muestra la viabilidad del diseño y construcción de sistemas que puedan contribuir al perfeccionamiento de movimientos y gestos realizados con las manos, por ejemplo, aprender a tocar un instrumento musical donde se requiere realizar complejos movimientos con las manos con rapidez y soltura.

El sistema es obra de una colaboración entre el Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Illinois y Microsoft Research y ofrece al usuario la posibilidad de realizar ejercicios con sus manos y responder a tiempo real a los movimientos realizados por éste. Básicamente, LightGuide se vale de un proyector y de una cámara 3D suspendidas en una estructura que se sitúa justo encima del usuario (para tener una imagen de sus manos desde un punto en altura) para proyectar sobre las manos del usuario imágenes que sirvan para guiarle en los movimientos a realizar (subir la mano, moverla hacia un lado o hacia otro, bajar la manos, etc) y adaptar la imagen al movimiento en forma de respuesta (para que el usuario vea si está respondiendo adecuadamente o no).

Si bien este prototipo aún debe mejorar algunos aspectos relacionados con la precisión de los movimientos, el equipo de Microsoft Research y la Universidad de Illinois se siente bastante satisfecho por los resultados puesto que demuestran que es posible desarrollar sistemas de asistencia y guía que proyecten indicaciones sobre el propio usuario (en este caso sobre sus manos). Por ahora, LightGuide solamente es capaz de guiar y captar el movimiento de una mano y, precisamente, uno de los retos que se plantean sus desarrolladores es evolucionar el sistema para que sea capaz de proponer movimientos, y monitorizarlos, para las dos manos a la vez.

Aunque sea un experimento y una prueba de concepto, LightGuide, además de enseñarnos a mover nuestras manos para tocar un instrumento, podría abrir la puerta al desarrollo de sistemas que, incluso, podrían aplicarse a terapias de rehabilitación.

👇 Más en Hipertextual