https://archive.org/download/FbiReturnsRiseupServerToMayFirstpeopleLinkCabinet/fbi-returns-seized-server.ogg

Desde Estados Unidos nos han llegado alguna que otra vez noticias relacionadas con intervenciones realizadas por el FBI contra determinados servicios que operan en la red. RojaDirecta o Megaupload son algunos de los casos en los que el FBI ha actuado para desmantelar servicios, bloquear dominios o intentar incautar servidores con la intención de inspeccionar los archivos. El mes pasado la organización May First/People Link, una organización sin ánimo de lucro que facilita el acceso a servidores de correo y de hosting a organizaciones progresistas, notó que perdía el acceso a Riseup una plataforma de correo electrónico que ofrece listas y cuentas privadas de correo electrónico. Cuando llegaron al centro de datos encontraron que el rack estaba vacío y el FBI se había llevado el servidor sin previo aviso así que decidieron instalar una cámara oculta en las instalaciones y, poco tiempo después, grabaron a un grupo de supuestos agentes del FBI volviendo a colocar el servidor en su emplazamiento original.

Esta historia tan surrealista comenzó el pasado 18 de abril cuando el equipo de May First/People Link perdió la conectividad con el servidor que prestaba los servicios de correo electrónico privado que la organización presta bajo el nombre de Riseup. Esta máquina se encontraba alojada en un centro de datos de Italia y cuando unos miembros de la organización se personaron a realizar una inspección física se encontraron en el rack el hueco que ocupaba el servidor, momento en el que se enteraron que el FBI se había llevado la máquina.

Según relatan desde esta organización, el FBI estaba realizando una investigación relativa a unas amenazas de bomba que se habían recibido en la Universidad de Pittsburgh y las pistas seguidas llevaban a que algunos de los mensajes se habían enviado desde un servidor de correo electrónico anónimo ubicado en las instalaciones de este centro de datos así que decidieron llevárselo para buscar pistas relativas al caso que investigaban, eso sí, sin avisar a sus propietarios. ¿Y encontraron algún dato? Según el director de May First/People Link es complicado que puedan rastrear información relativa a los correos electrónicos enviados porque, precisamente, el servidor no guarda registro o rastro alguno sobre los usuarios.

Para mucha gente, la libertad de expresión puede poner en riesgo su vida. El uso de un e-mail anónimo es una forma de proteger su vida

Lo que no se podía imaginar el FBI es que May First/People Link había escondido una cámara en el rack donde se ubicaba el servidor que había sido incautado y cuando los agentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos volvieron al centro de datos con el objeto de devolver el servidor que habían decomisado, el grupo de personas fue grabado por la cámara oculta y ahora las imágenes están siendo difundidas a través de la red.

¿Son reales las imágenes o estamos ante una maniobra publicitaria? Desde luego que no sería la primera vez que el FBI hace alguna de estas barbaridades y en las imágenes, al menos, todo parece bastante oficial (una persona tomando notas, un técnico colocando el servidor en el rack, etc) por lo que no sería descabellado que hubiesen actuado contra este servidor de correo.

En cualquier caso, es una historia bastante rocambolesca que, de ser verdad, pone de manifiesto la persecución del anonimato en la red.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.