Los astronautas que están a bordo de la Estación Espacial Internacional tienen unas vistas privilegiadas de la Tierra y de algunos de los fenómenos que ocurren alrededor de nuestro planeta, algo que alguna que otra vez nos han mostrado en algún que otro timelapse. Situada a 360 kilómetros de distancia del planeta, en la Estación Espacial Internacional se realizan algunos experimentos de carácter científico y, además, se realizan observaciones de nuestro planeta. Gracias a su privilegiada situación, las observaciones y fotografías tomadas desde la ISS suelen dar como resultado algunas imágenes bastante sorprendentes como la que capturaron el pasado 21 de abril cuando sobrevolaron el noroeste de Argelia, lugar en el captaron una espectacular imagen de un cráter que tuvo su origen en el impacto de un meteorito en la época cretácica.

La imagen muestra el cráter Ouarkziz, un cráter que está situado en una región al noroeste de Argelia cercana a la frontera con Marruecos y tiene 3,5 kilómetros de diámetro. Si bien no es un hallazgo nuevo, la perspectiva de la Estación Espacial Internacional permitió al equipo de la expedición número 30 captar una imagen de muy buena calidad del cráter y de la zona que hay a su alrededor.

Los orígenes de este cráter, que originalmente recibió el nombre de Tindouf, se remontan a hace 70 millones de años, es decir, en la parte final del Cretácico. Con el paso del tiempo, y teniendo en cuenta que se encuentra en una zona desértica, la zona ha sufrido mucha erosión pero, aún así, es posible distinguir con claridad el punto del impacto y su buen estado de conservación, sobre todo si tenemos en cuenta que las rocas que hay a su alrededor son posteriores al impacto que formó el cráter.

El contenido de la imagen es, como poco, bastante curioso y quizás podríamos pensar que la tripulación de la expedición, que por cierto una parte regresó a la Tierra el pasado 27 de abril y permanecerán allí hasta el 17 de mayo, necesitó un equipo de muy alta tecnología para tomar esta fotografía pero, realmente, utilizaron una cámara digital Nikon D3X y una lente de 400 mm. ¿Una imagen así fue captada con una cámara de fotos comercial? Sí y no puesto que la NASA ha retocado la imagen para mejorar el contraste y eliminar cualquier tipo de defecto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.