El avance ha sido anunciado por los científicos del Imperial College de Londres, quienes tendrían listo en un plazo máximo de cinco a diez años años un tipo de análisis de sangre que podría detectar el cáncer de mama con décadas de antelación.

La prueba tendría unas implicaciones revolucionarias ya que ayudaría a los médicos a identificar con antelación a aquellas mujeres con alto riesgo de contraer la enfermedad permitiéndoles tomar medicamentos preventivos y aplicar cambios de estilo de vida saludables.

Todo gracias a lo que los investigadores han identificado como un "interruptor genético" en una de cada cinco mujeres a prueba, una clave que duplica el riesgo de desarrollar el cáncer de mama.

Un avance al que los expertos han denominado como "emocionante" pudiendo detectar los signos de la enfermedad con décadas de anticipación.

La investigación ha sido llevada a cabo por un equipo dirigido por el doctor James Flanagan, quién anuncia que estará disponible en un período de cinco a diez años. Según Flanagan:

El "interruptor genético" está influenciado por los factores de estilos de vida tales como el alcohol, el tabaquismo, la contaminación y las hormonas como terapia de reemplazo hormonal. La realización de las alteraciones genéticas aumentan el riesgo de una mujer a desarrollar en vida el cáncer de mama con una estadística de una de cada ocho.

Durante el proceso de estudio que les ha llevado años, los pequeños cambios genéticos se pudieron detectar en muestras de sangre con años de antelación a los primeros síntomas del desarrollo del cáncer. Los científicos analizaron muestras de 1.380 mujeres de distintas edades, 640 de las cuales iban a desarrollar cáncer de mama. En promedio, los análisis se llevaron a cabo tres años antes del diagnóstico, en algunos casos con 11 años de antelación. Los resultados fueron especialmente claros en muestras de sangre de mujeres menores de 60 años.

Una enfermedad que sólo en el Reino Unido arroja unas cifras de 49.000 diagnósticos al año con una tasa de mortalidad de 12.000 anuales. Según Flanagan:

Estamos trabajando hacia la prevención. Si podemos identificar a las mujeres en alto riesgo de cáncer podemos trabajar para prevenirlas y podríamos reducir la incidencia de cáncer de mama de manera espectacular.

Ahora hemos encontrado un marcador y tenemos que trabajar para encontrar todos los tipos y conseguir una prueba todavía más útil.

Y es que como los investigadores anuncian, la noticia sugiere que la ciencia se podría anticipar a esta lacra con años de anticipación, se podría prevenir la enfermedad y su detección antes de que se origine.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.