¿Quién no ha soñado alguna vez con recorrer la Ruta 66 a lomos de una Harley o en un cadillac descapotable? ¿quién no ha deseado deslizarse por los más de 3900 kilómetros de carretera que separan Chicago de Los Ángeles? Podríamos parar por el camino en Texas, Oklahoma, Arizona o Nuevo México; podríamos beber whisky hasta caer rendidos en una habitación de motel, podríamos tostarnos bajo un sol de justicia mientras escuchamos Get Your Kicks On) Route 66. Puede que ese sueño se cumpla algún día pero mientras espero el momento tendré que conformarme con el proyecto que Simon Cantlon está desarrollando, se trata de un documental y un libro sobre los moteles de la popular Ruta 66. Cantlon espera que su proyecto capture el espíritu de esos moteles, tanto el de los que se mantuvieron como prósperos negocios como el de los que cayeron en el olvido. La idea es contar las historias de estos moteles, de los icónicos letreros de neón, captar las diferentes arquitecturas, conocer a los propietarios y a los ilustres viajeros que se hospedaron en sus habitaciones.

El proyecto The Motels of Route 66 también pretende recopilar las fotografías existentes en todo el mundo hechas por personas que pasaron por los moteles. Para ello Cantlon utilizará las redes sociales haciendo un llamamiento para conseguir imágenes e historias de viajeros de la Ruta 66. Cantlon desea crear un archivo digital y narrativo sobre la ruta y sus moteles, una guía para viajeros futuros y para nostálgicos. Todo esto culminará con la publicación de un libro que recoja las mejores imágenes encontradas, acompañadas por las historias más interesantes que se encuentren durante la preparación del documental. Por último, pero no menos importante, está el documental que servirá para dar contexto a The Motels of Route 66 y ampliar algunas de las historias de los moteles más clásicos.

En 2009, el National Trust for Historic Preservation, incluyó la ruta en la lista de lugares históricos en peligro de extinción. Es posible que el proyecto de Cantlon sirva para relanzar la Ruta 66 como destino turístico y para recordar el importante papel de esta gran red de comunicación en el desarrollo de los Estados Unidos como país, además de su relevancia como transmisor cultural durante gran parte del siglo XX.

Si queréis contribuir con el proyecto de Simon Cantlon podéis hacerlo a través de esta web. La recaudación de fondos permitirá que durante un mes un equipo de filmación formado por cuatro personas, Cantlon incluido, recorra la Ruta 66 entre Chicago y Los Ángeles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.