Puente China 1

El sábado 31 de marzo, además de celebrarse el World Backup Day, se inauguró en China uno de los puentes más largos y altos del mundo, el Puente Aizhai, una maravilla de la ingeniería civil suspendida sobre el Cañón Hunan Dehang en la ciudad de Jishou perteneciente a la provincia de Hunan.

Este puente suspendido a 355 metros del suelo salva un vano de 1.176 metros de largo y une los extremos de dos túneles, formando parte de la autopista Jishou-Chadong que se ha construido para evitar las congestiones de tráfico en esta zona montañosa de caminos sinuosos y angostos que estaba catalogada como vía de alta peligrosidad por su elevado número de accidentes de tráfico. Con esta mega-construcción, se reduce el tiempo de paso de los 30 minutos habituales a tan solo uno, desplegando 4 carriles de doble sentido y una vía peatonal por debajo de la carreta principal.

El puente, que se había abierto en navidades a los peatones pero que hasta ahora permanecía cerrado al paso de vehículos a motor, es el resultado de 5 años de trabajo en los que se ha construido una base sobre la que se apoya la estructura del puente que tiene 24,5 metros de ancho, siendo capaz de soportar las oscilaciones provocadas por vientos de hasta 80 kilómetros por hora (evitando que oscile como el Puente de Tacoma) y, para el tránsito nocturno, dispone de 1.888 farolas y luminarias para permitir la visibilidad durante la noche.

Desde el punto de vista técnico, el Puente Aizhai es el puente más alto del mundo que une dos túneles pero, aunque la estructura es impresionante y se haya comentado que es el puente más alto y largo del mundo, ocuparía la sexta posición en la clasificación de puentes más altos (con el puente Si Du River de China ocupando la primera posición desde el año 2009) y la posición número doce en cuanto a longitud del vano a salvar (con el puente japonés Akashi Kaikyō ocupando la primera posición).

Independientemente de la posición que ocupa en la clasificación de los puentes más grandes del mundo, el Puente Aizhai es una impresionante obra de ingeniería que ha costado 208 millones de dólares, una cantidad pequeña de dinero si tenemos en cuenta que mejorará enormemente el transporte rodado en la región de China en la que está emplazado y reducirá el número de accidentes de tráfico que se producían en las antiguas carreteras.

Imágenes: Yahoo!

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.