Un grupo de expertos mexicanos pertenecientes al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) ha desarrollado una bombilla que de forma sencilla y económica brinda iluminación basada en LEDs permitiendo muy bajo consumo energético.

Muchos países están implementando en el último tiempo campañas de adopción de tecnologías de bajo consumo, los sistemas iluminación hogareña son uno de los aspectos más observados. Mientras recién terminamos de acostumbrarnos a las lámparas de bajo consumo aparece esta nueva alternativa que promete ser hasta 90% más económica.

El desarrollo consiste en una variación en la forma que se construyen bombillas con diodos emisores de luz, conocidos popularmente como LED. Esa tecnología consume mucho menos mientras que proyecta una luz mucho más intensa, sin embargo la misma no sirve como técnica de iluminación de ambientes ya que maneja espectros cromáticos estrechos (la luz infrarroja de todos los controles remotos) que producen una sensación rara para el ojo. Con el uso de distintos materiales consiguieron transformar esta luz en un tono más claro similar a las bombillas de luz fría.

Este tipo de tecnología se implementó por primera vez en elementos tecnológicos durante la década del 60 como indicadores de actividad de baja luminosidad. Sin embargo, con el tiempo fueron optimizando este diodo emisor de luz permitiendo mayor intensidad y asi más aplicaciones. Su pequeño tamaño y gran precisión hace que sea atractivo para elementos tecnológicos como televisores o teléfonos móviles, en iluminación también se está usando cada vez más aunque no en reemplazo de la bombilla sino para crear otros efectos de iluminación ambiental.

Entre la lista de beneficios podemos encontrar muchos y todos de gran relevancia como para justificar la atención puesta en la tecnología: son más pequeños, más resistentes, duran más, consumen y calientan menos. Según ejemplifican, mientras los LED consiguen 100 lumens por watt las lámparas incandescentes sólo logran 11 lumens el resto se pierde princpialmente en calor. Además de mejorar el consumo energético utilizan materiales más ecológicos, muchas lámparas tradicionales utilizan mercurio por ejemplo.

La construcción de esta nueva bombilla colocaría los diodos dentro de tubos similares a los que se presentan en las luces fluorescentes pero haciéndolos funcionar como difusores de la luz emitida por el LED.

Foto (cc): Mike Deal