Tras congelar las cuentas de Dotcom y Megaupload, el gobierno de Estados Unidos aumenta el asedio en la batalla legal que se libra. A través de un documento legal filtrado, el gobierno se opone a "liberar" dinero para que la famosa firma de abogados Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan represente a la plataforma en la corte. La razón: es un bufete muy importante y caro que tiene entre sus clientes a testigos como Disney o Paramount.

Y es que los tribunales de Nueva Zelanda habían autorizado a Dotcom a retirar miles de dólares para cubrir sus gastos de subsistencia mientras se decide su posible extradición. Mientras, el gobierno de Estados Unidos sostiene que estos fondos dan la oportunidad a Dotcom y la plataforma para pagar una representación legal demasiado "costosa".

Estados Unidos se opone a la selección de Quinn Emanuel debido a "conflicto de intereses". La firma cuenta con amplia experiencia en casos relacionados con derechos de autor, además cuenta entre sus clientes con Disney, Paramount, Time Warner, Fox o Google. Todas empresas que a juicio de Estados Unidos habían sido utilizadas por Megaupload para alojar sus contenidos de manera ilegal.

En el caso de Google se argumenta que el gobierno tenía pensado llamar a YouTube como testigo, por lo que la representación de la misma firma no parece a juicio del gobierno como correcta. Según el documento, el gobierno indica que:

Todas estas empresas son víctimas de Megaupload, razón por la cual Quinn Emanuel no puede representar a la plataforma debido a los vínculos. No sería apropiado que permitan que los abogados investiguen a fondo y resuelvan estos conflictos.

La respuesta de la propia firma de abogados es que esta "amplia" interpretación supone que Megaupload no puede contratar a ninguna firma con experiencia en materia de derechos de autor. Un argumento lógico si pensamos que casi todas las grandes empresas que supuestamente tenían contenidos alojados en la plataforma tenían a su vez contratatos los servicios de firmas con experiencia en el campo.

No sólo eso, según el gobierno, Dotcom es actualmente un "prófugo de la justicia" en Estados Unidos y no tiene derecho a estar representado en los tribunales de Estados Unidos hasta que la extradición sea efectiva.

En definitiva, la interpretación del conflicto de intereses expuesta por el gobierno de Estados Unidos impide a Megaupload a tener una firma con experiencia en casos de litigio sobre derechos de autor. Si las objeciones se mantienen será difícil ver un juicio justo contra el cyberlocker.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.