En un movimiento muy sospechoso, el equipo de fútbol Monarcas Morelia ha programado el partido de cuartos de final contra los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León el domingo 6 de mayo a las 20:00 horas. Casualmente, el horario coincide con la emisión del debate presidencial, organizado por el Instituto Federal Electoral (IFE). El club es propiedad de la cadena TV Azteca, quien también emite sus partidos.

En México, para nadie es secreto el papel crucial que juegan las televisoras en la contienda presidencial. Así mismo, tampoco es desconocida la relación accidentada que tienen los monopolios de la TV con el IFE a raíz de la Ley Federal Electoral en 2007, la cual otorgó al Estado 18% del espacio televisivo. Esta ley afectó las finanzas de los canales de televisión, quienes se vieron obligados a emitir los spots de los partidos políticos en tiempos oficiales, afectando sus millonarias ventas por concepto de publicidad electoral.

Desde ese momento, las televisoras han intentado boicotear dicha legislación. Por ejemplo, durante las elecciones federales en 2009, el IFE obligó a las concesionarias a otorgar tres minutos de anuncios por cada hora de programación. La única condición es que los spots no se emitieran en bloque. En respuesta, las televisoras programaron los anuncios a la mitad de programas, partidos de fútbol y otros espectáculos, interrumpiendo la señal para dar paso a los spots. Así, mientras enfurecían al espectador, los comentaristas de TV se disculpaban diciendo que estaban "obligados por el IFE" a programar los anuncios. Claro, el organismo se cobró caro el atrevimiento, imponiendo multas millonarias contra TV Azteca y Televisa.

Ahora que se presenta el debate presidencial (el primero de los dos que organizará el IFE), TV Azteca envía un mensaje al colocar el encuentro de Monarcas Morelia a la misma hora. Lo más interesante es que, hace apenas unos días, Álvaro Dávila, el presidente del club de fútbol, señaló que no tendrían problema en atender la petición del IFE para no empatar horarios con el debate. En palabras de Dávila:

Se trata de colaborar todos, creo que es algo también muy importante para el país, ojalá y no tengamos que chocar en horarios, sino pues ya nos adaptaremos. No creo que haya problema, porque los domingos los partidos son más temprano, a las cinco o a las seis a más tardar.

Otra curiosidad es que la televisora transmitirá ese domingo a las 18:00 horas el juego entre Santos de Torreón (equipo del cual posee los derechos de emisión) contra Jaguares de Chiapas (club que también es propiedad de TV Azteca). Así, se podría pretextar que es una cuestión de rating, al colocar una doble cartelera para atraer más audiencia. La decisión se ha tomado con el aval de la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut), quien coordina las fechas en que se juega la liguilla por el campeonato local.

Al enterarse del empate, el IFE ha enviado una petición a la Federación para que reconsidere el horario del juego. Es claro que ni la Femexfut ni TV Azteca tienen la obligación de modificar la hora del partido, pero el mero anuncio ha sido suficiente para entender que la decisión de la empresa televisiva es más que una rabieta: es una declaración de los poderes de facto sobre su capacidad para influir en la vida pública desde el circo en la pantalla chica.

Actualización (01/05): En su cuenta de Twitter, Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas -empresa dueña de TV Azteca-, reafirmó su decisión de transmitir el fútbol en lugar del debate:

Si quieren debate, véanlo por Televisa, si no, vean el fútbol por Azteca. Yo les paso los ratings al día siguiente. 15 hours ago via Twitterrific ·  Reply ·  Retweet ·  Favorite · powered by @socialditto

En contexto, la ley sólo obliga a las cadenas permisionadas (aquellas que reciben dinero del Estado para su financiamiento) a transmitir el debate presidencial, mientras que para las concesionadas (como Televisa o TV Azteca) es opcional. En ocasiones anteriores -en las elecciones de 1994, 2000 y 2006-, ambas cadenas nacionales había cooperado con la emisión.

👇 Más en Hipertextual