Sin dudas que la Retina Display del nuevo iPad es una de sus características más llamativas, no exactamente por lo novedoso de la tecnología sino por conseguir llevar con éxito una pantalla con tanta cantidad y densidad de píxeles a un dispositivo móvil sin perder en rendimiento. El ingeniero Lukas Mathis puso la pantalla del nuevo iPad bajo el microscopio para poder ver si las promesas de Apple para su nuevo dispositivo estrella eran ciertas.

Las imágenes están tomadas a x80, y claramente se puede ver la diferencia en densidad que tanto se anticipó respecto al modelo anterior, la promesa de cuadriplicar la cantidad de píxeles se cumple.

Otra cosa que se puede observar es la diferencia entre la pantalla del nuevo iPad y la del iPhone 4 o el iPhone 4S. Mientras que las pantallas de los tres dispositivos llevan el nombre de Retina display, la prueba indica que hay diferencia entre la de los teléfonos y la de la tableta, dejando como conclusión que existen dos tipos de Retina Display.

Mientras que las pantallas más pequeñas usadas en iPhones vienen con 326 ppp la nueva de 9,7 pulgadas tiene 264 ppp. Aunque viendo las capturas en el microscopio esto se hace evidente, no creo que el ojo común que pueda captar esta diferencia, quedará como un detalle para los amantes de las especificaciones técnicas.

Sin duda las aplicaciones vistas en esta tremenda pantalla deben ser impresionantes, sin embargo, los afortunados de tener un nuevo iPad todavía no tienen muchas opciones para probarla. No todas las aplicaciones han sido adaptadas a esta nueva resolución, de hecho, sólo los desarrolladores trabajando con el último kit podrán prepararlas especialmente para el dispositivo que salió hoy a la venta. Aquí se puede ver una lista de aplicaciones que ya están preparadas para la Retina Display del iPad.