Lo que vemos sobre estas imágenes en una pieza de siete minutos, no forma parte de ningún videojuego. Los desarrolladores de Heavy Rain, Quantic Dream, han querido demostrar la fase en la que se encuentra inmersa la compañía. Kara es el nombre que le da título a esta pequeña obra maestra de la animación basada en el registro de cuerpo, cara y voz de actores reales al mismo tiempo.

Así lo ha presentado David Cage, director general de la compañía, durante la Game Developers de San Francisco. Un corto que no deja de ser una demostración de las habilidades del estudio y el nuevo motor que han patentado.

Kara se originó en tiempo real en una PlayStation 3. El vídeo no fue pre-renderizado como se suele hacer tradicionalmente en escenas CG. El motor trata de acercar la importancia de los actores virtuales sobre el desarrollo de los juegos centrándose en técnicas que emplean el mayor rendimiento sobre las capturas.

Según el propio Cage:

Deseamos producir material adecuado no sólo para los más jóvenes, sino para los más adultos. Creemos en la importancia de los actores virtuales, el talento al volante en estas actuaciones y el contenido serán los próximos logros tecnológicos de la industria.

El resultado de Kara es un claro ejemplo. Una pequeña obra (gran) maestra de la compañía.