Tim Noble (Stroud, 1966) y Sue Webster (Leicester,1967) forman un dinámico y atrevido dúo artístico desde que empezaron a trabajar juntos en la década de los noventa. Estos dos británicos retan al espectador ofreciendo un arte que requiere complicidad, conocimiento y humor. La obra de estos dos artistas parece, en esencia, sencilla pero es evidente que encierra una gran complejidad. Los montones de basura y de residuos generados por los seres humanos sirven como base para sombrear escenas más sensuales y reconocibles de modo muy claro y expeditivo. Usando una iluminación focalizada y viendo los montones desde un determinado ángulo aparecen ante los ojos de los espectadores las esculturas escondidas entre los amasijos y los desechos.

En el libro Britis Rubbish se recoge su trabajo desde 1996 hasta el presente.Su obra es descarada, punk y muy crítica con la cultura del despilfarro. Son capaces de hacer arte con basura, y un arte que además grita contra el absurdo materialismo en el que nos vemos envueltos.