Neutrinos para comunicarnos, sin la necesidad de satélites o cables para la tarea. En esas se embarcó un grupo de investigadores del experimento MINERvA logrando por primera vez el envío de un mensaje entre dos puntos a través de un haz de neutrinos.

El experimento ha sido anunciado por la Universidad de Rochester cuando el mensaje había llegado al otro punto, momento en el que los científicos fueron capaces de leer perfectamente el mismo.

Y es que los neutrinos no tienen prácticamente masa y viajan a velocidades muy cercanas a la velocidad de la luz pudiendo pasar a través de sustancias (incluyendo planetas enteros) con una mínima interrupción. Esta es precisamente la idea sobre la que se ha hablado muchas veces entre la comunidad, la del uso de partículas como una alternativa de "mensajería" al cableado o los propios satélites. Algo así como el envío de mensajes al otro punto de la Tierra en lugar de ir por el "camino largo" a través de cables o el envío de mensajes a través del espacio por satélites.

Aún así, el envío de mensajes por neutrinos sigue siendo muy caro. Para ello, los investigadores enviaron el mensaje utilizando un acelerador de partículas en el Fermilab con una pista de 2,5 kilómetros de circunferencia y el detector de partículas de 5 toneladas MINERvA.

Para señalar el mensaje los científicos utilizaron código binario. MINERvA sólo pudo detectar uno de cada 10 mil millones de neutrinos, razón por la cual las partículas tuvieron que ser despedidas en gran número para que hubiera registro.

Un sistema que hoy resultaría muy caro. A la comunicación real con neutrinos aún le queda un largo camino. Aún así, los investigadores señalan que las partículas apenas se ven afectadas por la gravedad y que no se ven afectadas en absoluto por el magnetismo, lo que eventualmente podría proporcionar una alternativa estable a las ondas electromagnéticas que utilizamos hoy en día.

👇 Más en Hipertextual