Supuestamente los impulsores del espectáculo justiciero en torno a la acción judicial contra Megaupload son simpatizantes de "la legalidad" que involucra su torcida visión de protección de la propiedad intelectual, sin embargo, una vez más sus acciones están entredicho y parecen más un producto de la manipulación de los sistemas de justicia internacionales.

Vía Torrent Freak, nos enteramos que un Alto Tribunal en Nueva Zelanda ha declarado "nula y sin efecto" la órden que se utilizó para confiscar las propiedad de Kim Dot Com en relación a la clausura de Megaupload.

Al parecer el procedimiento esta viciado de origen ya que hay al menos 5 errores en la aplicación para obtener la orden para incautar los bienes de Dot Com, entre las que se incluyen la solicitud de una orden "foránea" que no le permitiría a Kim Dot Com defenderse.

El pequeño error trató de arreglarse solo después de haber incautado los bienes del dueño de Megaupload.

La resolución que podría ser dictada la próxima semana, cuando se celebrará una audiencia en relación a este "error procesal", podría resultar en que las propiedades de Dot Com sean devueltas si se concluye que la acción fue ilegal.

La ilegalidad en torno a la incautación de dominios y las absurdas demandas que promueve el Complejo-Industrial-Del-Entretenimiento son una constante. Es un poco imposible pedir que se respete la caduca ley de copyright cuando ellos son los primeros en pisotear el debido proceso.