¿Qué contiene una aurora boreal? ¿qué proceso lo causa? Bajo la premisa de intentar mostrar pistas sobre la interferencia electrónica de las tormentas solares, un equipo financiado por la NASA junto a investigadores de New Hampshire ha disparado un paquete de sensores, un cohete, sobre una aurora boreal en Alaska.

Una aurora polar se produce cuando una eyección de masa solar choca con los polos norte y sur de la magnetósfera terrestre, produciendo una luz difusa pero predominante proyectada en la ionosfera terrestre. Por tanto, se trataba de recabar toda la información posible sobre aquellos procesos físicos que causan las auroras a la vez que las relaciones que existen entre la Tierra y el Sol. De medir los efectos sobre la conductividad eléctrica de las ondas de Alfvén, elemento que se cree clave en la formación de muchas auroras.

Para ello el equipo acampó en Fairbanks, Alaska, y esperó la aparición de una aurora boreal. Un cohete de 12 metros de longitud fue entonces lanzado mientras hacía su aparición esta maravilla de la naturaleza que vemos en las imágenes.

El cohete iba equipado con un medidor de iones y pudo enviar durante su vuelo por la aurora información en tiempo real elevándose a más de 300 kilómetros de altura. Luego cayó cerca de la plataforma de lanzamiento pero de los datos recuperados por el cohete se espera que se avance en la comprensión de cómo la energía del Sol afecta a la propia atmósfera y provoca interferencias en todo nuestro sistema, desde GPS hasta radios simples de comunicación.

Una actividad que tiene como fin ayudar a explicar la clase de fuerzas que pueden llegar a interferir con las comunicaciones globales y así intentar mitigar los efectos de la energía solar.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.