Hoy por hoy, montados a lomos de Android, la coreana Samsung es una de las compañías más poderosas en el sector de los smartphones. Y lo es porque están haciendo muchas cosas correctamente, pero hay un sector donde no terminan de despegar aunque arrancaron bien: en el de las tabletas, lo que supone un problema serio del que todos teníamos constancia y hoy un directivo de la compañía ha admitido públicamente.

Concretamente ha sido Hankil Yoon, jefe de estrategias de producto de Samsung, quien en una mesa redonda con diversos medios celebrada en el Mobile World Congress 2012 ha comentando que “honestamente, no los estamos haciendo muy bien en el mercado de las tabletas”.

No sólo eso. Ante el lanzamiento de su Galaxy Note 10.1, le preguntaron qué opina de la amenaza que supone el tener varios productos similares entre sí en el mercado, a lo que respondió que “Lo mejor para sobrevivir en el mercado es matar tus productos”. “Queremos mantenernos competitivos en el mercado”.

¿Sorprendidos? La verdad es que yo si, por dos razones. La primera, porque es muy raro que un ejecutivo de una compañía de la talla de Samsung admita errores del tamaño de este y de forma tan contundente, menos aún en el marco de un evento tan importante como el Mobile World Congress. La segunda, porque en varias ocasiones Samasung ha defendido su estrategia de contar con un amplio catálogo de tabletas en el mercado, y por lo que parece ahora se están planteando apostar por lo contrario (parece y aunque sea cierto lógicamente hacer un cambio así lleva tiempo).

Así que no me queda más que quitarme el sombrero ante Samsung. Bravo por tener el arrojo de admitir errores, ya que es lo primero para solucionarlos, y bravo por tener la mente abierta en cuanto a estrategias (no como otros que se obcecan con las de los noventa, ¿eh Nokia?). Si siguen por este camino, muy probablemente en 2012 volverán a ser los líderes de Android.