Una de las aplicaciones de la robótica más habituales es la asistencia a personas con movilidad reducida, por ejemplo, con prótesis robóticas que detectan el movimiento de la persona que las lleva puestas y ofrecen un movimiento mucho más natural. Sin embargo, la robótica también se aplica para mejorar el movimiento de personas que no necesitan de un prótesis sino que, simplemente, necesitan un asistente para poder transportar más carga, en cuyo caso se suele trabajar con exoesqueletos mecánicos. Un exoesqueleto mecánico es un armazón mecánico que ayuda a moverse a su portador y le permite realizar ciertas actividades, como por ejemplo, transportar carga; unos dispositivos en los que muchos ejércitos han puesto el foco y que, en el caso del Ejército de Francia, parece que tienen en un avanzado estado de desarrollo.

RB3D Hercule, que es como se llama el dispositivo, es un exoesqueleto desarrollado por la empresa francesa RB3D, la Dirección General de Armamento del Ministerio de Defensa de Francia, la Escuela de Ingenieros ESME Sudria y el Instituto CEA LIST que se unieron en este proyecto para desarrollar un exoesqueleto mecánico que ofreciese una estructura dorsal capaz soportar una carga de 100 kilogramos de peso sin que ello supusiese un esfuerzo para el soldado (pensando en una aplicación militar). ¿El resultado? Podemos verlo en el vídeo de demostración, una estructura que refuerza la espalda del operador que lleva el exoesqueleto y le asiste tanto en la carga en sus espaldas como en las piernas (para leventarse o agacharse sin esfuerzo).

Aunque el Ministerio de Defensa lo anuncia como un proyecto que sirve tanto para uso civil como para uso militar, el objetivo del RB3D Hercule es aumentar la capacidad de despliegue de los soldados franceses, aumentando la carga que pueden transportar gracias a a este asistente que les ofrece una autonomía de 20 kilómetros de distancia (a una velocidad media de 4 km/h) sin necesidad de que el soldado requiera una preparación especial o entrenamiento, puesto que el Hercule es capaz de detectar de manera natural los movimientos y responder en consecuencia.

El robot se mostrará el próximo mes de marzo en el congreso innorobot que se celebrará del 14 al 16 de marzo en Lyon (Francia), si bien es un proyecto que lleva en desarrollo desde hace más de un año y, en Francia, se han publicado algunos vídeos demostrativos y se ha enseñado en alguna otra exhibición.

La idea es que el RB3D Hercule esté disponible y, por tanto, desplegado entre las tropas para el año 2014 y, para entonces, la empresa RB3D quiere empezar a trabajar con la incorporación de unos brazos mecánicos que permitan al soldado manejar cargas pesadas y no solamente acarrearlas a sus espaldas.

👇 Más en Hipertextual