En el pleno boom de las redes sociales de fotografía y vídeo llega Pinterest, un servicio que genera adicción y que aporta nuevas ideas a la filosofía sharing de la década.

Pinterest es una red social diseñada de forma sencilla y cuidadosa con los detalles al mismo tiempo, ha tenido un crecimiento que no ha dejado de sorprender a sus fundadores y ya cuenta con más de 10 millones de usuarios. Pinterest se basa en la idea de recopilar todos esos contenidos que encontramos en la web y que compartimos en redes sociales evitando así que nuestros vídeos y fotografías favoritas se pierdan entre la gran cantidad de mensajes que se almacenan en la nube. Esta red social pretende emular un corcho con chinchetas en el que nosotros colgamos y compartimos los contenidos.

Para acceder a la plataforma necesitaremos una invitación, y una vez dentro, el acceso rápido a nuestros contactos de Facebook y Twitter hará que nos enganchemos y no nos podamos despegar del ordenador. El concepto es el mismo que en otras redes sociales: poseemos un tablón con toda la información y lo que conocemos como entradas reciben el nombre de chinchetas (pins). Cada entrada puede contener un máximo de 500 palabras y recibir repins, similares a los retuits de la red Twitter.

Para pinear una imagen necesitamos descargar un bookmarklet en la barra del navegador y pulsarlo cuando nos encontremos en la web con las imágenes que queremos publicar; elegimos la foto, el mensaje y ya podemos compartir.

A pesar de que esto suene muy bonito, el nuevo gestor está asumiendo muchos riesgos al apostar por este negocio justo en el momento en que los derechos de autor y las sanciones están en el punto de mira como nunca antes habían estado. Tendremos que esperar para ver si hay consecuencias, mientras tanto esperamos ansiosos que nos contéis vuestras experiencias en esta red social.

Deja un comentario

Deja tu comentario