Hoy en día, gran parte de los trabajos que se realizan en el campo de la robótica tienen como objetivo ayudar al ser humano en la realización de tareas complejas o liberar a éste de la realización de las mismas. Los robots son utilizados para realizar reparaciones, acceder a sitios de difícil acceso (ya sea físico o por condiciones ambientales), realizar tareas peligrosas, transportar carga o, incluso, asistir a personas impedidas.

Prácticamente cada semana surgen noticias alrededor del mundo de los robots en las que podemos conocer proyectos que se desarrollan a lo largo del planeta y que, en su gran mayoría, tienen como objetivo construir un sistema robótico que asista a un humano en la realización de una tarea o que evite por completo que éste deba ejecutarla, aportando además precisión, disponibilidad, etc. Si bien el número de proyectos es elevado, creo que podríamos tomar una muestra de cinco asistentes robots que mejoran el desempeño de algunos trabajos o, incluso, pueden mejorar nuestra calidad de vida.

Robot cirujano Da Vinci

Dentro de todos los ámbitos en los que se puede aplicar la robótica, la medicina es uno de los entornos en los que mejor se han recibido este tipo de dispositivos. Gracias al uso de sistemas robóticos en los quirófanos, se han podido depurar muchos procedimientos quirúrgicos haciéndolos mucho menos invasivos y, por tanto, acortando el tiempo de convalecencia del paciente. Uno de los sistemas quirúrgicos más conocidos es el robot cirujano Da Vinci que, desde su lanzamiento en 1999, está presente ya en más de 1.200 quirófanos de todo el mundo.

El sistema Da Vinci consta de una consola que es controlada por el cirujano y con la cual maneja los instrumentos del robot, que se sitúa en la mesa de operaciones en la que se encuentra el paciente. Esta consola se sitúa alejada de la mesa, por tanto, el médico opera al paciente, prácticamente, a distancia puesto que maneja los brazos robots y la cámara del sistema (usando la técnica de laparoscopia) para realizar la operación.

Cuatro brazos robóticos y una cámara de alta definición manejados por control remoto ofrecen al profesional de la cirugía un asistente robótico de gran precisión con el que realizar operaciones poco invasivas entre las que de destacan el by-pass coronario, operaciones para tratar el cáncer de próstata o reparaciones de la válvulas coronarias.

SCORP, el robot de exploración todoterreno

Scorp

En situaciones de emergencia, como los de la central nuclear de Fukushima, suele ser habitual el uso de robots para acceder a lugares poco accesibles, accionar mecanismos peligrosos (una detonación controlada de una bomba) u ofrecer una panorámica de un acontecimiento singular. Prácticamente todo el mundo tiene en su memoria la imagen de los robots de desactivación de explosivos o la familia de drones aéreos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Aunque estos sistemas están extendidos en uso, hay que reconocer que cada vez son más demandados por las fuerzas de seguridad y los equipos de emergencia, así como en la investigación y, por tanto, se sigue trabajando en su desarrollo.

SCORP podría dar la sensación de ser un pequeño tanque de juguete por radiocontrol, sin embargo, este Micro Unmanned Ground Vehicle (MUGV) de 3,5 kilogramos de peso con sistema de tracción de oruga posee unas palas que le permiten subir escaleras o saltar obstáculos, una capacidad de movimiento muy versátil que sumado a su capacidad de visión (cámara frontal direccional, cámara trasera y cámaras laterales), hacen que este vehículo sea capaz de explorar cualquier terreno y captar una visión panorámica del entorno por el que se mueve para enviarla a las personas que lo controlen.

Romeo, el asistente de personas con dependencia

Romeo es un proyecto de investigación que creo marcará este año 2012 y que tiene el objetivo de desarrollar un robot que sirva de asistente personal de personas con dependencia (personas mayores, invidentes, personas con movilidad reducida, etc). Romeo será capaz de ayudar a una persona en las tareas del día a día, buscar objetos a una habitación, colocar en su sitio un objeto que no está en su lugar correcto y puede suponer un peligro para una persona con discapacidad visual o, incluso, podrá ser capaz de ayudar a levantarse a una persona de un sillón.

Este ayudante robot es un proyecto que se está llevando a cabo en Francia por un consorcio de entidades lideradas por Aldebaran Robotics, la empresa responsable de Nao Next Gen.

Robot que actúa de perro guía

Un perro guía está adiestrado para guiar a personas invidentes o que sufren una deficiencia visual aguda (ayudándoles a sortear obstáculos) y que, además, también les ayudan en algunas tareas básicas de su día a día. Aunque los perros guía son un excelente asistente para muchas personas invidentes, una empresa japonesa de robots, NSK, decidió desarrollar en el año 2005 un robot que pudiese tomar este rol y servir de guía a una persona invidente.

En el año 2005 desarrollaron el primer prototipo, de nombre NR001, al que seguiría un segundo prototipo en el año 2007 que era capaz de reconocer que estaba ante unas escaleras y, por tanto, debía subirlas (con la salvedad de que debía tener 3 de las 4 patas apoyadas en el suelo para soportar su cuerpo). El pasado otoño, la compañía presentó su tercer prototipo (NR003) que gracias a Kinect es capaz de detectar las escaleras y otros obstáculos además de ser capaz de reconocer la "voz de su amo" y responder a instrucciones vocales

RIBA II, robot-enfermero

El RIBA II es otro proyecto japonés que pone el foco en salvaguardar la espalda de los enfermeros y enfermeras que trabajan en los hospitales del país puesto que les ayuda a levantar a los enfermos de sus camas y a transportarlos, en brazos, a una silla de ruedas, por ejemplo, para su traslado. Además, gracias a su cuerpo flexible, es capaz de recoger a un enfermo que se haya caído al suelo, por ejemplo desde su cama, siendo capaz de levantar hasta 80 kilogramos de peso y, gracias a su red de sensores, ajustar con mayor precisión el agarre al cuerpo que se sujeta y los movimientos a aplicar (haciéndolos menos bruscos).