Si digo constelación de Orión, probablemente a la mayoría os venga a la cabeza la típica imagen compuesta por sus tres estrellas más famosas. Pero Orión es mucho más que eso, como deja meridianamente claro la instantánea que acompaña a estas líneas.

Concretamente se trata de una composición digital confeccionada a partir de diversas fotografías de la constelación tomadas durante varias noches que cubre un área aproximada de 75 años luz.

En ella, a la izquierda del todo, aparecen las tres brillantes y famosas estrellas que decía al principio, las conocidas como cinturón de Orión. Justo debajo de la más baja de estas, Alnitak, se ve la nebulosa de la Llama entre filamentos marrones de polvo, y a su derecha por debajo del centro la nebulosa Cabeza de Caballo, una de las más conocidas.

Por otro lado si dirigimos la vista hacia la parte superior derecha, aparece M42 o la nebulosa de Orión, y situada a su izquierda vemos la cuna de estrellas azules brillantes bautizada con el nombre de El Corredor.

Sin ninguna duda, puro arte cósmico, gracias al que un gran número de personas que antes huía de estos temas ahora se interesa por ellos. Y para los que únicamente les interese el deleite visual, comentar que la imagen está disponible a 1900x900 píxeles.