"Un minuto de silencio para Megaupload... o 15 segundos si eres usuario Premium". Éste tweet del escritor Juan Faerman ilustra un poco cómo cambió la escena de internet en tan pocos días, en lo que refiere a los cyberlockers: eran prácticamente los dueños de internet, en cuanto a recaudación y también como método para todo tipo de descargas (muchos vuelven al P2P como quien vuelve a su primer amor...) Hoy la mayoría de los "servidores" entra en pánico. Pocos cierran, la mayoría cambia drásticamente, un buen número cancela la descarga de terceros, otros borran todo como si no hubiera un mañana.

Hace poco supimos que Filesonic.com, uno de los gigantes del rubro, decidió cancelar los downloads de terceros. Hoy también es evidente, especialmente para todos aquellos que desgraciadamente han pagado abono premium, que el servidor x7.to ha sido dado de baja por sus propios dueños (aún no sabemos si momentáneamente o para siempre). Lo cierto es que no están disponibles ninguna de las opciones habituales de este sitio que comenzó a popularizarse a partir del 2010. Sólo se puede acceder a una corta oración que en alemán dice: "Lamentamos informarle que hemos modificado por completo nuestro servicio". No hay más información.

Es un caso similar al de otro conocido del ramo: Uploaded.to que ha bloqueado todo el acceso a su sitio en Estados Unidos, con un mensaje que sólo comenta: "lo sentimos por eso". Esta gente suele ser bastante escueta.

Por su parte, se sabe que Fileserver, Filejungle y UploadStation han cancelado la opción de compartir con otros usuarios el contenido alojado en sus servidores. Y con ello, gran parte del espíritu de estos sitios (¿99%?)

En el caso de 4shared, los daños son menores: han suprimido sólo el programa de afiliados; hablamos de esas promociones que retribuyen con punto o dinero a quienes más data comparte. Este tipo de "premio" es uno de los puntos más cuestionados por la industria del entretenimiento, ya que según ellos alienta "la piratería" (aunque, claro, ya sabemos que para los popes del showbussiness, cualquier cosa alienta "la piratería")

Otro que entró en pánico al ver al "gordito de Megaupload" tras las rejas es UploadBox, servicio que comunicó que el 30 de enero borrará todos los archivos. Los usuarios tendrán apenas 6 días para recuperar los allí alojado (bueno, por lo menos dieron esa oportunidad).

Estos son los nuevos seis casos más sonoros (sin contar a 4shared), aunque también habría que sumar sitios menores que han dando gritos de terror ante la noticia del año (junto al congelamiento de SOPA y PIPA, claro). Hablamos de VideoBB o Videozer por ejemplo, que también no permiten, ahora, descargas en su entorno.

¿Es el fin de una época? ¿Habrá que olvidarse de las descargas directas? Para nada, otros de estos "casilleros digitales", como Rapidshare, radicado en Suiza, se han defendido dando a conocer sus medidas contra la piratería y anunciando que no piensan cerrar. Un vocero de Rapidshare dijo a Ars Technica que no estaba "preocupado ni asustado" por el cierre de Megaupload.

Este ingenuo cronista, mientras ve esos barcos cargados de series de Lost, .pdf de X-Men y juegos de FIFA hundirse sin más en el mar del olvido, sólo piensa en aquel señor, señora o joven que confió su contenido o su dinero a todos estos "cyberlockers", que hoy no tienen nada de lockers ni de cyber. ¿Alguien les dará una respuesta a ellos? Y por favor, que no sea tan pero tan escueta.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.