Bone es uno de los cómics más hermosos, interesantes y emocionantes que he leído. Jeff Smith, su creador, se dedicó entre 1991 y 2004 a contarnos la historia de los tres Bone: el bueno de Fone Bone, el avaro y huraño Phoncible P. Phoney Bone y Smiley Bone quien carece de malicia. Los tres primos son expulsados de Boneville debido a los tejemanejes de Phoney para hacerse con la alcaldía de la ciudad. Tras una desastrosa travesía por el desierto llegan a un valle poblado por humanos, animales parlantes y dragones, también se ven mostrorratas por el lugar una raza de temibles aunque no muy inteligentes bestias. El inicio de la serie tiene un marcado tono humorístico que se va abandonando progresivamente en favor de una historia más épica y trágica con dragones, maldiciones, venganzas y terribles peligros. El valle y todos sus secretos se van desvelando a medida que los tres bone se relacionan con la gente del lugar.

La obra por fin será llevada a la gran pantalla y el hombre que asumirá la responsabilidad de dirigir la película no es otro que P.J. Hogan (Peter Pan, Muriel's Wedding). Los primeros borradores fueron escritos por Justin Monjo quien recientemente ha sido sustituido por Patrick Sean Smith. A priori me sorprende la elección del director australiano, especializado en comedias románticas, pero su versión de Peter Pan era un derroche de preciosismo y amor al detalle, tal vez por eso merezca la pena ver que hace con Bone.

Ya hacía varios años que la Warner Bros se había hecho con los derechos del cómic y había anunciado su intención de hacer una película. El proyecto parece que va viento en popa quedan por resolver algunas dudas como por ejemplo ¿qué técnica usarán? ¿veremos imagen real combinada con animación CGI o simplemente animación CGI?

A nivel personal hubiese preferido que Hayao Miyazaki y el estudio Ghibli se ocupase de adaptar el cómic de Smith. Siempre he pensado que el estilo de dibujo y la sensibilidad de la gente de Ghibli es más adecuado para esta historia y que ellos serían capaces de hacer una más que digna película con el material de Bone. Seguiré soñando, nada me cuesta.