De a poco se ha convertido en el vocero más rutilante de los sectores que abogan (porque no han bajado la guardia) por la instauración de leyes como SOPA o PIPA, normativas (por ahora en el congelador) que amenazan con cierres y bloqueos a los sites que permitan descargas de contenidos con copyright. Aunque en realidad, si fuera por ellos -no hay más que leer sus declaraciones- desearían incluso más: penas severas para todo aquel internauta que ose bajar contenidos que los popes del entretenimiento consideran estrictamente propios. Hasta, incluso, las mismas penas que le corresponde a, por ejemplo, aquel que hace una escucha ilegal. Si no, leamos el último tweet de Rupert Murdoch (de él hablamos) el número 1 de la Fox, y de todo un imperio mediático, en los Estados Unidos.

No hay excusas para la escucha ilegal. No hay argumento. No hay excusas tampoco para el robo de copyright, pero está lleno de argumentos ignorantes!

El tema de las "escuchas ilegales" no es ajeno de Murdoch. Recordemos que 19 personas, entre ellas el actor Jude Law, serán indemnizados por la empresa que publicaba el diario News of the World del magnate Rupert Murdoch, a raíz de haberse comprobado que dicho medio intervino teléfonos para obtener primicias. Entre los que llegaron a un acuerdo extrajudicial con News International, figuran el viceprimer ministro John Prescott y el ex secretario de Estado para Europa y América Latina, Chris Bryant, ambos pertenecientes al Partido Laborista.

Volviendo al red social del inefable Murdoch; antes de soltar esta extraña comparación sobre "meterse en el ámbito privado de un tercero" y, por ejemplo, bajarse una canción, ya había dicho otras "beldades" en Twitter.

Por ejemplo, esta conclusión sobre el tema Megaupload:

Piratería de los derechos de autor. Ahora todo el mundo está de acuerdo que es un robo y está mal. Entonces, ¿por qué toda esta histeria? ¿Por qué no discutir y resolver sobre la cura?

Hasta se dio el gusto de lamentar que el FBI no hubiera hecho su tarea una semana antes:

Mega loads! Una semana antes y las cosas serían diferentes. Incluso algunos estadistas pueden haber recuperado su valor.

Debería decir que el timeline de nuestro amigo Murdoch no tiene desperdicio; pero en este caso, la frase hecha no hace para nada justicia a la realidad.

En su cuenta de twitter encontramos otras sonoras descalificaciones. Esta pieza corresponde a los días en que se empezó a conocer que la ley SOPA iba camino al freezer:

"Pareciera que la blogosfera ha tenido éxito en aterrorizar algunos senadores y congresistas que previamente estaban comprometidos. Los políticos son siempre los mismos".

Está hablando literalmente del poder de lobby. ¿Del poder de lobby perdido?

Un poco más temprano, había declarado otra frase que desafía el sentido común del lector:

"Es absurdo el argumento sobre que internet corre peligro. ¿Qué hay de Google, bloquea la pornografía, la incitación al odio, etc? Y el daño a internet?

Sí, su humeante cuenta de Twitter sigue disparando a mansalva. De hecho las primeras piezas de la colección son estas frases: "Google es el líder de los piratas" o "Así que Obama se ha unido a los poderosos de Silicon Valley...".

En definitiva, presión constante a los congresista y hasta al Presidente; confusión de conceptos (descargar no es robar; en todo caso, si se quiere, es vulnerar derechos de propiedad intelectual); comparaciones que más que odiosas son inexplicables; y una concepción del mundo un tanto añeja. Igualmente, no deja de ser una muestra interesante para observar cómo piensan muchos de los que están al frente del showbussiness del país del norte.