A estas alturas todo el mundo sabe quien es Julian Assange. Fundador de Wikileaks, hombre controvertido, figura defendida por muchos y denostada por otros tantos. Assange no deja indiferente a nadie y, tal vez por eso, han querido tenerlo como invitado en The Simpsons. El productor ejecutivo de la serie, Al Jean, había escuchado el rumor de que Assange estaba interesado en Springfield y en ser “simpsonizado”, así que habló con Matt Groening; tras sopesar los pros y los contras, pidieron a la directora de casting, Bonnie Pietila, que se pusiese en contacto con el fundador de Wikileaks. Al Jean explica que la decisión de incorporar a Assange a la larga lista de invitados de la serie no fue nada sencilla:

Es un personaje controvertido, y hay una buena razón para entender esa controversia. Debatimos sobre incluirlo o no en el programa, pero finalmente decidimos que sí, y lo hicimos.

Assange pondrá voz a su dibujo animado en el episodio número 500 (increíble) de la serie, el capítulo se emitirá el próximo 19 de febrero. La trama se centra en una reunión secreta que se va a celebrar y en la que los habitantes de Springfield decidirán como expulsar a los Simpsons de la ciudad. Homer y los suyos deciden esfumarse y se instalan en un alejado lugar, allí se encontrarán con Julian Assange que será algo así como un nuevo Flanders. Claro está que este nuevo vecinito no será como el inocente y bonachón de Flanders. El productor ejecutivo de The Simpsons nos lo advierte:

Assange les invita a ver con él una película casera, y el vídeo resulta ser una boda afgana que es bombardeada

Sobre la situación legal en la que se encuentra el invitado, Al Jean explica que:

Nada de lo que hicimos tiene relación con la situación legal en la que se encuentra... Quisimos asegurarnos de que todo sería en tono satírico, y él estaba dispuesto a hacerlo.

Assange no será el único invitado del episodio, Jean lo deja muy claro:

Hay otro par de cameos que son más familiares para los fans de la serie y mucho menos controvertidos