Localizados por los astrónomos usando el telescopio VLT de ESO junto con el Chandra de la NASA, se ha descubierto un nuevo cúmulo de galaxias distantes, el mayor hasta la fecha en el Universo lejano. Bajo el nombre de El Gordo, este joven y masivo cúmulo está compuesto por dos subcúmulos de galaxias en proceso de colisión precipitándose a millones de kilómetros por hora.

Para imaginarnos la lejanía de la que provienen, pensemos que su luz ha viajado a 7.000 mil millones de años para llegar hasta la Tierra. El Gordo, el título que se le ha dado, fue presentado en un informe de la American Astronomical Society.

Cuentan los astrónomos que el cúmulo está sometido actualmente a una fusión y crecimiento aún mayor que el que posee actualmente. Su importancia es tal, que los astrónomos esperan entender mejor cómo se forman, cómo crecen y cómo acaban chocando unas con otras.

Las fusiones como las que estaría experimentando en este momento El Gordo son superlativas, eventos enormes, de los más energéticos del Universo, tanto, que valdría con adivinar cómo sería cuando una gran cantidad de la materia junto a la materia oscura, chocaran entre sí a grandes velocidades.

La importancia del descubrimiento nos la explica Jack Hughes, de la Universidad de Rutgers en New Jersey:

El Gordo está a una distancia que corresponde a unos siete millones de años luz, estamos viendo que en un momento en que el universo tenía sólo un medio tan antiguo como lo es ahora, cuando la estructura se estaba formando a un ritmo diferente.

Al ver y entender las propiedades de El Gordo, somos capaces de entender la evolución temporal de la formación de la estructura del Universo. Dos veces tan grande como sus contemporáneos a distancias similares, El Gordo representa un cúmulo de galaxias en el centro de toda la vida.

Para Felipe Menanteau, de la Universidad de Rutgers y líder del estudio:

Este cúmulo es el más masivo, el más caliente y el que más rayos X emite de todos los cúmulos hallados hasta ahora a esa distancia o más lejanos. Dedicamos mucho de nuestro tiempo de observación a El Gordo, y estoy satisfecho por haber ganado la apuesta y haber encontrado esta sorprendente colisión de cúmulos.

Cuentan los astrónomos que detectaron a El Gordo a través de una distorsión en la radiación del fondo cósmico de microondas. Un caso donde es muy posible que la materia ordinaria compuesta de gas caliente (detectable en rayos X) fuera arrancada de la materia oscura. De esta forma, el gas caliente sería frenado por la colisión, no así la materia oscura.

La clave la puede haber dado Cristóbal Sifón, de la Universidad de Chile:

Esta es la primera vez que encontramos un sistema como el Cúmulo de la Bala a esa distancia tan lejana. Es como el antiguo dicho: Si quieres comprender adónde vas, deberás saber dónde has estado"

En cualquier caso, la mayoría de investigadores creen que los nuevos resultados sostienen la teoría actual sobre el Universo, el cual comenzaría con una gran explosión como el Big Bang, compuesto en su mayoría por materias y energías oscuras.