La Nebulosa Omega, conocida también como la Nebulosa del cisne o M17 entre otros nombres, es una de las incubadoras de estrellas más estudiadas por su relativa cercanía -está situada a una distancia de aproximadamente 6000 años luz de la Tierra- y sobre todo por tratarse de una de las más activas de la Vía Láctea. Son muchas las imágenes que existen de ella y a todas esas ahora toca sumar la que acompaña a este post, una de las más hermosas vistas hasta la fecha.

La imagen ha sido captada por el Very Large Telescope (VTL) de ESO en el marco del programa de divulgación científica ESO Cosmic Gems y muestra el corazón de M17 con una nitidez sorprendente. De hecho la nueva imagen es una de las más nítidas de esa zona de la Nebulosa Omega tomadas desde la Tierra.

Como muestra la instantánea, la actividad en esta localización del objeto es frenética. Concretamente los diversos puntos blanco azulados que se ven son estrellas jóvenes -algunas masivas, las más grandes y luminosas- y el fondo de caprichosas formas nubes de polvo e hidrógeno que se vuelve rojizo debido a la influencia de los rayos de luz ultravioleta provenientes de las estrellas calientes.

Si la imagen te ha gustado tanto como a mi y quieres ponerla de fondo de pantalla, está disponible para descargar en varias resoluciones (máximo 1920x1200 píxeles).