Un equipo de investigadores ha dado a conocer las imágenes y el mapa más detallado hasta la fecha sobre la materia oscura. El resultado se consiguió tras el estudio y análisis de las imágenes de 10 millones de galaxias que se encontraban en cuatro regiones diferentes del cielo estudiando la distorsión de la luz emitida en cada galaxia, la cual se curva cuando pasa por grupos masivos de materia oscura durante su viaje a la Tierra.

Para ello se consideraron aquellas galaxias que se encontraban a seis millones de años luz, distancia donde su luz sería emitida cuando el Universo conocido tenía la mitad de la edad consensuada. Cada imagen, con mil millones de años luz de diámetro, muestra grandes cúmulos de materia oscura y huecos dispersos a través del cosmos.

Las imágenes han sido presentadas en el encuentro que tuvo lugar en la American Astronomical Society en Austin. Cuatro imágenes "gigantes" que fueron tomadas en cuatro estaciones del año diferentes y donde cada captura toma una franja del cielo.

Las imágenes y mapa obtenido suponen un paso adelante en la comprensión de la teoría de la materia oscura en sí y los medios por los que la materia influye en el camino de las galaxias que vemos en el cielo. Según Catherine Heymans, de la Universidad de Edimburgo:

La luz que viene hacia nosotros desde una galaxia distante se dobla por la gravedad de un trozo de materia en el medio. La teoría de Einstein de la relatividad general nos dice que la masa curva el espacio y el tiempo, así que cuando la luz viene hacia nosotros a través del Universo, si pasa algo de materia oscura, la luz se dobla y la imagen que vemos se dobla y distorsiona.

El logro conseguido es hasta 100 veces más grande que el anterior mapa recogido por Hubble. Unas imágenes donde observamos la distribución a gran escala de grupos de materia oscura alrededor de cúmulos de galaxias. Para muchos teóricos astrofísicos, las imágenes se alinean perfectamente con la teoría. Heymans comentaba al respecto que:

Nuestras teorías de la materia oscura dicen que debería formar una gigante telaraña cósmica intrincada y eso es exactamente lo que vemos en estos datos, una red cósmica, la "casa" de las galaxias que podemos ver.

Aún así, todos los investigadores están de acuerdo en que se trata solamente de otro pequeño paso. La propia Hermans admitió que todavía tienen que averiguar la naturaleza de la partícula de la materia oscura además de descubrir más sobre la energía oscura que sirve para impulsar la expansión del Universo tal y como la materia oscura trabaja:

No sabemos cuál es la partícula de la materia oscura ni lo que trae. Existe la creencia generalizada de que la comprensión final del "Universo oscuro" va a tener que invocar una nueva física, algo que cambiará para siempre la visión del Universo. Bien, lo que el equipo ha presentado hoy son los primeros pasos para alcanzar este objetivo.