Casi todos utilizamos el enfoque automático en nuestras fotografías a no ser que estemos buscando algo muy concreto; la tecnología ha avanzado muy rápido pero aún así hay situaciones en las que nuestras cámaras de fotos ven imposible encontrar una referencia en el encuadre.

Es importante recordar que la cámara no es un ojo, intenta imitarlo y casi lo consigue, pero hay momentos en los que el fotógrafo tendrá que dar un empujón a los controles de su cámara para conseguir lo que quiere. Un ejemplo de este tipo de situaciones es cuando nos encontramos con condiciones de iluminación muy bajas, obcecarse en enfocar sólo acabará gastando la batería de nuestra cámara, y cuando la cámara dice no por mucho que insistamos no va a encontrar el enfoque.

Lo normal en estos casos en enfocar manualmente, pero el problema es que al no tener la luz de confirmación podemos hacer una foto y darnos cuenta más trade de que estaba desenfocada. La solución, como siempre, es más sencilla de lo que parece: [la clave está en el zoom](http://3exposure.com/2012/01/18/zoom-zoom-and-check-manually-focussing-a-dslr-camera-for-lowlight-and-video-shooting/), tendremos que aumentar el zoom de la cámara a un punto concreto de nuestro sujeto u objeto como, por ejemplo, los ojos de una persona, o un botón de la camisa, es decir, un detalle que destaque sobre un fondo homogéneo.

Una vez que hayamos conseguido enfocar, ajustamos los valores de nuestra imagen (ISO y profundidad de campo) en función de ese área, para evitar que la cámara pierda el enfoque, hacemos zoom out y devolvemos el zoom a su posición normal, quedándonos con el mayor angular que tenga nuestra cámara.

Debemos tener cuidado si hemos llevado el zoom hasta el límite; por lo que he estado experimentado, estos cambios tan bruscos no suelen dar buenos resultados. Si tenemos el zoom al máximo no conviene devolverlo por completo a su posición normal, lo ideal es que trabajemos con distancias de zoom relativamente cercanas, así que recomiendo que si estamos partiendo de cero, es decir, aprovechando todo el angular de nuestro objetivo , probemos a ir aumentando progresivamente el zoom hasta obtener los resultados deseados.

Fotos: Federico Pelloni

Deja un comentario

Deja tu comentario