Pocas veces hemos visto un movimiento tan grande y continuado en la red por una misma causa. SOPA ha arrastrado en las últimas semanas boicots, extensiones y plugins contra la censura, editoriales, cientos de artículos en su contra... y la última y quizá más demandada por los ciudadanos, Reverse Robocall. Un altavoz con el que expresar la opinión personal a cada uno de los políticos y grupos de presión que apoyan la propuesta. Un mensaje que será enviado por teléfono con el que denunciar su avance.

Si nos acercamos a la página web vemos que se trata de un sitio que promueve la acción cívica donde se promueve la protesta desde la opinión expresada. Una página donde aparecen los nombres y fotos de cada uno de los partidarios a la regulación. Espacio donde el usuario graba un mensaje dentro de la misma página que luego será enviado a través de una serie de llamadas telefónicas automáticas a todos los miembros pro-SOPA.

Creado por Shaun Dakin y Aaron Titus, la plataforma tiene una cuota de 10 dólares para poder realizar el envío del mensaje (se trata de llamadas telefónicas). Para asegurarse de que el envío no es bloqueado por el posible identificador de llamadas que se repiten, los usuarios pueden modificar el número de teléfono que aparecerá en el "toque", es decir, que puedes aportar un número que no sea el propio que aporta la web. Desde la página también permiten, si el usuario lo desea, hacer público el mensaje en el sitio y difundir tu mensaje.

Sus creadores hablan de un espacio que no sólo estará enfocado a SOPA, desde la plataforma esperan ofrecer un servicio similar al de otras organizaciones sin fines de lucro ni partidistas como Change.org.

Titus es un abogado especializado en tecnología y en temas de leyes de privacidad. Por su parte Dakin es un ex-ejecutivo de una firma de investigación de mercado y fundador de una empresa centrada en la intimidad en la red.

Ambos pretenden que con SOPA a la vista, Reverse Robocall se convierta en otra nueva oportunidad para que los usuarios protesten o se hagan escuchar. No sólo eso, las campañas no tienen por qué ser de carácter político, también ha sido utilizada hace poco tiempo como campaña para promocionar la recaudación de fondos para comprar regalos a los niños más necesitados a través de Regretsy.

Desde la web también anuncian que próximamente diferenciarán entre las llamadas anónimas de ciudadanos expresándose sobre SOPA de las de los usuarios a los que les afectará directamente por tener un espacio en la red.