En México, tal parece que el gobierno esta empeñado en erosionar el Estado de Derecho. El día de hoy el Congreso aprobó un dictámen que autoriza que los proveedores de servicios telefónicos sean sancionados si no cooperan con la Procuraduría General de Justicia para identificar a usuarios "que utilicen el servicio con fines delictivos".

De acuerdo a la Revista Eme-equis, el argumento del legislador priísta, José Adán Ignacio Rubí Salazar es que la medida serviría para frenar los altos índices de impunidad en que operan las bandas del crimen organizado en el país. La comunicación del Senado afirma:

La Comisión de Comunicaciones aprobó un dictamen para que las empresas concesionarias y permisionarias del servicio telefónico colaboren con la Procuraduría General de la República en el combate a delitos de secuestro, extorsión o amenaza.

La Comisión, presidida por el diputado José Adán Ignacio Rubí Salazar (PRI), avaló que en investigaciones en materia de delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro, extorsión o amenazas, la autoridad judicial pueda solicitar la localización geográfica, en tiempo real, de los equipos de comunicación móvil asociados a una línea que se encuentren relacionados con algún ilícito.

El documento establece que el concesionario o permisionario del servicio de telecomunicaciones que no colabore con las autoridades se le impondrán una multa de doscientos cincuenta a dos mil quinientos días de salario mínimo.

Señala que los concesionarios de telecomunicaciones deberán bloquear de inmediato las líneas reportadas como robadas o extraviadas, y suspender el servicio para efectos de aseguramiento cuando así lo instruya la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

En este contexto, el dictamen indica que las cárceles contarán con equipos que permitan bloquear o anular las señales de telefonía celular, de radiocomunicación, o de transmisión de datos o imagen dentro del perímetro de los centros de readaptación social.

Sin duda alguna, es deber del Estado combatir al crímen organizado pero no a costa de los derechos de los demás. Las legislaciones de vigilancia masiva que han surgido en México desde el fiasco de RENAUT, desgraciadamente carecen de legitimidad ya que los actores institucionales que lo promueven , no se han ganado la confianza de la sociedad.

En el caso de esta legislación que permitiría obtener datos de localización, no esta claro si incluye una una órden judicial, por lo cual los afectados podrían terminar siendo precisamente la sociedad a la que se pretende proteger -- no aquellos a los que se pretende combatir -- ya que el potencial de abuso por parte de las autoridades es mayúsculo.

El asunto de las multas por otro lado, es patético, ya que se asume que la autoridad tiene la razón y que no abusan de sus poderes -- cuando hay pruebas contundentes y recientes de que no es así.

¿En qué clase de democracia se sanciona económicamente a un carrier si no da datos personales? ¿Es la extorsión legal cuando la práctica el Estado o de qué estamos hablando?

Otro punto que en realidad es motivo de preocupación grave (al menos para mí) es el hecho de que se promueva la adopción de "equipos que permitan bloquear o anular la transmisión de datos." ¿Recuerdan cuando se apagó el internet en Egipto o el reciente fiasco de Blue Coat en Siria? ¿Qué autoridad va a garantizar que estos equipos no serán utilizados con otros propósitos? ¿Dónde se describe con detalle la clase de equipos, bajo que condiciones se operarían y cuáles son las limitaciones? ¿IFAI?

Las preguntas me sobran, desafortunadamente no existió un debate serio e informado acerca de este peligroso paso que una administración que se ha caracterizado por su autoritarismo, esta a punto de dar.

Hay varios problemas serios con esta legislación, para empezar no se discutió con la sociedad y por las implicaciones tan delicadas para la privacidad -- un derecho de los individuos-- debería de tener un proceso legitimizado por la confianza y la transparencia total -- esto último, una obligación de las instituciones. La integridad física de gente inocente puede ponerse en peligro si los datos que darían los carriers para no ser sancionados, caen en las manos equívocadas. ¿Cuántos salarios mínimos vale la integridad de un ciudadano para el gobierno?

Es verdaderamente inaúdito e insultante que después de que en México se celebró recientemente la Conferencia Internacional de Privacidad de Datos -- en donde estuvieron presentes especialistas de altísimo nivel como Christopher Soghoian y autoridades mexicanas--, ahora salgan con esta locura que en algunos países han considerado como anticonstitucional y en otros, se ha estipulado claramente que estos tipos de datos -- sí es que se revelan-- se hace como debe ser: con una órden judicial de por medio, no por medio de extorsiones de la autoridad, disfrazadas de multas. Y esto no me lo saco de la manga, ejemplos hay varios.

Por ejemplo, en Europa la Directiva de Retención de Datos específica que datos pueden ser almacenados para telefonía móvil y sus especificaciones para su acceso son públicas, además de estipular los procedimientos legales para la obtención de estos datos, y promoviendo con especial enfásis la mediación por medio de instituciones de protección de datos, como lo sería el IFAI en México. Esta legislación asume que los carriers deben de monitorear los geodatos de sus clientes. ¿Será? Ahí tenemos el escándalo de Carrier IQ. Me pregunto si COFETEL y el IFAI, están enterados....

Otro ejemplo, hace unas semanas la Suprema Corte de los Estados Unidos rechazó el monitoreo vía GPS en automóviles sin órden judicial. Los abogados del caso, explican que los mismos argumentos aplican para las telecomunicaciones:

La misma lógica aplica en el caso del monitoreo vía telefonía móvil y esperamos que esta decisión sea considerada en cortes que estan analizando actualmente sí el gobierno debe obtener o no, una órden judicial antes de utilzar tu teléfono como dispositivo de monitoreo.

Otro de los argumentos para declarar anticonstitucional el monitoreo vía GPS en este caso fue literalmente "el potencial para el abuso y eliminación de la privacidad", por sí aún no queda claro.

Claro que México no es Estados Unidos (en teoría) y nuestras autoridades son infinitamente más ignorantes en materia de tecnología,datos y privacidad, lo cual abona para hacer el potencial de abuso aún más grande. Esta legislación es claramente anticonstitucional y seguramente las autoridades van a necesitar informarse y actúar (te estoy viendo IFAI) para poder garantizar que la ley sea un instrumento que proteja la integridad y derechos de los individuos y no, un instrumento de opresión, abuso y control.

En Canadá también se estan proponiéndo este tipo de deformaciones legales que presentan un gran riesgo no solo para la privacidad sino para la democracia. La diferencia es que en Canadá la sociedad esta actúando y hay una gran campaña para hacer saber a todos que no hay evidencia para argumentar que más vigilancia sistemática por parte de la autoridad, garantiza la seguridad.

Este legislación que los brillantes legisladores mexicanos estan impulsando, es claramente producto de la aberrante epidemia del lawful interception que nos legó a todos el Patriot Act. Esto no es una buena idea, mucho menos justa, tan no lo es, que existe un artículo constitucional, el número 16 para ser más exacta, que específica la inviolabilidad de las comunicaciones, y las autoridades y procedimientos involucrados con la obtención de datos privados. En ningún lado dice que se puede multar a un servicio por no cooperar.

Esta legislación ya fue aprobada por el Senado y si es aprobada también por el Pleno de los Diputados, solo necesitaría llegar al poder Ejecutivo y ser publicada en el Diario Oficial de la Nación, para que el vulnerar la privacidad dependa de que un servicio de telefonía decida pagar una multa millonaria o no.

No se porque me sorprende que esto suceda en un país que se cae a pedazos...pero aún así, que no nos engañen, no se trata de escoger entre seguridad y libertad: sin libertad, no hay seguridad.

PD: Wired recomienda últimamente usar TinFoil Hats....