Lo que vemos en las imágenes es el nuevo esfuerzo del gobierno de Estados Unidos por desenmascarar la "terrible" lacra que supone al parecer la piratería en la sociedad. Bajo el título de Premonition, se trata del primero de varios vídeos que serán lanzados este mes en una de las campañas más agresivas y sensacionalistas que se recuerden. Evocando a Por un puñado de dólares, la frase que dio título a la magnífica película de Sergio Leone, le sirve a la industria para relacionar de manera inverosímil a la piratería con los gángster, las bandas, el trabajo infantil e incluso la inducción a las drogas en tan sólo un minuto.

Eric Hoder, Fiscal General del gobierno, fue el que anunció el inicio de la pieza que daría pie a una larga campaña que se extenderá este invierno, suponemos que con motivo de la llegada de las navidades y la época de "compras":

En unos minutos daremos a conocer el primero de una serie de mensajes que serán transmitidos por televisión, radio e Intenet. Todos diseñados para ayudar a correr la voz acerca de los peligros de comprar productos falsificados y de la gravedad del robo de la propiedad intelectual.

Luego llego la pieza. Una obra de gran "imaginación" que continúa con el tono de campañas anteriores, un mensaje sesgado en el que parece que todo vale. La compra de un DVD pirata por parte de dos jóvenes se transforma al estilo Matrix en un latigazo cervical que recuerda a Requiem for a Dream y el uso de las drogas. Un "viaje" que lleva a la violencia de pandillas, a la explotación infantil y finalmente al típico gángster esperando la recaudación, suponemos que de ese "par de dólares".

Los vídeos y comerciales sobre el uso de la mal llamada piratería se han extendido desde hace muchos años. Con el tiempo y los cambios lógicos en los usos de las infracciones el mensaje siempre ha variado aunque en la mayoría de ocasiones iba varios pasos detrás de la realidad que motivaba la infracción. Una de las primeras campañas, de las más sonadas que muchos la recordarán, fue promovida por la MPAA y se trataba del famoso Piracy it´s a crime, mensaje que se difundió hasta la saciedad en salas de cine, radios o en los casi extintos video-clubs con el alquiler de los formatos físicos de obras visuales. En aquellos años se situaba a la piratería en el mismo escalón que el robo de un coche o un bolso:

Claro que luego salían todo tipo de parodias sobre el mismo. Muy recordada fueron las parodias utilizadas desde The IT Crowd...

La campaña que toca este año ha sido dirigida por la NCPC, la National Prevention Council, apoyada por la Casa Blanca, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el Control de Inmigración y Aduanas del país. Desde el 2008 hasta el día de hoy el mensaje ha ido modificándose con todo tipo de mentiras. Desde la vinculación de la piratería con el terrorismo hasta la financiación de actividades ilícitas como el tráfico de armas, de drogas, trata de personas... todo vale para equiparar la infracción de material con derechos.

El tiempo y las investigaciones paralelas han acabado demostrando que poco o nada es cierto de lo que se dice. El mal de la piratería no es un problema prioritario de la sociedad ni una lacra que destruye vidas, es un mal menor derivado del profundo cambio de las sociedades y el estancamiento del modelo de negocio de la industria. El mensaje es utilizado con investigaciones interesadas, la mayoría tiradas por tierra hace tiempo.

Varios académicos de todo el mundo del Consejo de Investigación de Ciencias Sociales llevaron a cabo el mayor reporte escrito hasta la fecha bajo el título de Media Piracy in Emerging Economies. Del mismo podemos rescatar verdades que tiran por tierra el trabajo de obras como la pieza con la que abrimos. Un libro de 400 páginas que tardó tres años en publicarse bajo la firma de 35 investigadores. Estas son algunas de sus conclusiones:

La piratería de uno es siempre la oportunidad de mercado de otro, la frontera entre ambos siempre ha sido un asunto de negociación social y política. La historia del copyright es sobre todo una historia de resistencia contra las inovaciones disruptivas en los mercados, frecuentemente relacionadas con las nuevas tecnologías.”

... No se encontraron pruebas de vínculos sistemáticos entre la piratería y las formas más graves de delincuencia organizada, el terrorismo y mucho menos, en cualquiera de los estudios de nuestro país. ¿Cómo se explica este resultado? Invariablemente, las razones ofrecidas por los penales y sindicatos sobre la participación con los terroristas es que la piratería es un negocio muy rentable. El informe RAND por ejemplo afirma (sin explicación) que la "piratería en los DVD ... tiene un margen de beneficio superior a los narcóticos"... una afirmación inverosímil que ha circulado en la literatura de la industria desde al menos el año 2004.

... Creemos que el expediente es claro en que la piratería era un negocio muy rentable en la década del 2000, cuando la producción de discos ópticos y las instalaciones eran muy caras, en escala industrial, y relativamente escasas... Hoy no vemos ninguna evidencia de que la piratería, frente a un mercado nicho de unos pocos, siga siendo un negocio de alto margen.

Seguirán promoviendo el uso de este tipo de mensajes. La táctica del miedo y el uso de estadísticas manipuladas y falsas son las pruebas que se utilizan para cambiar las reglas de la red actual. SOPA, PIPA, PROTECT IP, Ley Sinde, Hadopi y cuantas vengan omiten el verdadero problema, el de una industria que no quiere cambiar un modelo donde, con los números en la mano, se siguen ganando fortunas.