El fin de semana se celebraron las elecciones parlamentarias en Rusia, mismas que enfrentan fuertes cuestionamientos por fraude electoral. Los resultados hasta el momento indican que ganó el partido Rusia Unida de Vladimir Putín, aunque perdieron la mayoría parlamentaria.

Las protestas ante los resultados que muchos consideran como un fraude no se hicieron esperar en Moscú y San Petesburgo. La respuesta del gobierno fue desplegar fuerzas policiales en las calles: 50 mil policías y 11,500 tropas para ser más exacta. Ya van más de 250 arrestos.

Global Voices tiene una increíble cobertura independiente acerca de la situación post-electoral en Rusia. La reacción del gobierno va desde arrestos específicos a blogers de temas políticos y abiertamente en contra de Vladimir Putín (quién en marzo del próximo año podría regresar a la presidencia), quienes fueron desde golpeados hasta detenidos y sentenciados a 15 días de prisión, hasta el uso de fuerza excesiva contra manifestantes que Amnistía Internacional ya ha condenado.

El 2 de diciembre, Alexey Sochney, editor de Besttoday.ru (un sitio que agrega blogs, tweets y social media) fue arrestado. La policía entró y cateó su departamento sin una órden, y arrestó a Sochney y otras 4 personas: Nikolay Avdyushenkov, Andrei Gorin, Nina Silina, and Maria Zinchenko. Todos fueron acusados bajo el artículo 28 de Código Crimimal Ruso de "Incitación al odio nacional, racial o religioso".

La jornada electoral estuvo acompañada de poderosos ataques DDoS contra varios sitios, incluyendo el único sitio de observación electoral --Golos.org--, KartaNarusheniy.ru, un mapa colaborativo de violaciones electorales y LiveJournal, la plataforma de blogging personal mas popular en Rusia.

Aunque muchos otros sitios de medios independientes sufrieron ataques, los dos dedicados a observación electoral cayeron al mismo tiempo el 3 de diciembre a las 23:18 pm. El director de Golos.org declaró para Reuters:

Todos los teléfonos están bloqueados...el sitio esta bloqueado, la línea de ayuda esta bloqueada. Yo creo que solo las estructuras del gobierno y el Servicio de Seguridad Federal es capaz de conducir una campaña así.

Por sí no fuera poco el sitio fue multado con 1,000 doláres.

LiveJournal cayó por completo el 4 de diciembre pero NetCraft informa que de hecho ha sido atacado desde hace 10 días.

No es la primera vez que el gobierno ruso ataca a redes sociales para acotar la libertad de expresión. Seguramente no será la última.

La red social VKontake, el equivalente ruso de Facebook, esta sirviendo de catalizador de la acción en línea para planear las protestas en la calle. El analista de Moscu Kommersant FM, Konstantin von Eggert considera que tal vez esta no sea aún "La Primavera Rusa", pero por esta misma razón el gobierno intentará regular el internet:

Desenmascarar el fraude electoral hubiera sido imposible sin smart-phones, Facebook y Twitter. El activismo en línea hizo no solo posible la organización fuera de la red, sino efectiva.

Esta es la razón por la cual el gobierno pretende introducir legislaciones para acotar uso del internet, lo cual se observará en el 2012.

Esta fue también la primera elección en la cual la naciente clase media del país, la auto-suficiente, que habla inglés, treinta y tantos con Ipads -- realmente salieron a votar.

Es esta generación la que se benefició del boom petrolero de la presidencia de Putin del 2000 al 2008. Pero la crisis económica, la parálisis política y la corrupción los ha puesto en contra del régimen.

Esta gente es el futuro de Rusia y el Kremlin los ha perdido, irremediablemente.

La situación cada vez es más tensa, a tal grado, que el ex-presidente de lo que era la Unión Soviética, Mikhail Gorbachev declaró que las elecciones no reflejan la voluntad del electorado:

Esta clase de mentiras mata la confianza en las autoridades. Por ello, pienso que es necesario anular los resultados y convocar nuevas elecciones.

Mientras tanto, el movimiento juvenil pro-Kremlin marchó al ritmo de Star Wars con Darth Vader (foto-bizarro) al frente...

Al parecer los gobiernos no son capaces de ofrecer las condiciones necesarias para que se lleven a cabo elecciones confíables en ninguna parte del mundo y claro, les molesta bastante la expresión y el disenso, ya sea en o fuera del internet. Los indignados, occupies y tuiterroristas, lo entienden muy bien.

Imagen via mclipsco