Tras días de muchos rumores, hoy físicos que operan los detectores de partículas CMS (Solenoide de Muones Compacto) y ATLAS (Aparato Toroidal del LHC) del Gran Colisionador de Hadrones, más conocido por LHC, han presentado los nuevos resultados arrojados por los experimentos realizados para buscar el bosón de Higgs, esa partícula elemental todavía hipotética predicha por el modelo estándar de la física de partículas que podría cambiarla como la conocemos al responder una de la grandes preguntas del campo: ¿cuál es el origen de la masa de las partículas?

Aunque muchos dijeron que los científicos anunciarían el descubrimiento del bosón de Higgs, finalmente no ha sido así.

La principal conclusión que se desprende de los nuevos datos y análisis es que la escurridiza partícula, si realmente existe, debe encontrarse en un rango de masas entre los 116 a 130 GeV (siglas de gigaelectronvoltio), según los experimentos de ATLAS, y los 115 a 127 GeV según lo obtenido por CMS, con un alto grado de confianza.

O dicho de otra forma, han logrado acotar el lugar donde buscar al Higgs, con lo que los científicos se acaban de acercar más al objetivo de confirmar o desmentir su existencia. Concretamente si todo sigue por donde va, hacia finales de 2012 podría llegar la respuesta definitiva ya que por el momento los resultados obtenidos, a pesar de ser esperanzadores, no son los suficientemente concluyentes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.