Esta es la historia de un juguete de escritorio solitario que anhela escapar de los oscuros confines de la oficina, así que decide cruzar el país en una road trip, cruzar la costa del Pacífico de la única manera que puede, con un coche de juguete y Google Maps Street View...

Esta es la sinopsis con la que el director británico Tom Jenkins llevó a cabo esta maravilla bajo el título de Address Is Approximate. La pieza visual forma parte de un proyecto personal en el que Jenkins quería jugar con varias ideas a la vez. Bajo la técnica de Stop-Motion el director firma una obra que recuerda al clásico de Pixar Toy Story (con aparición estelar de R2D2) junto a un elemento común para todos nosotros, Google Street View. El resultado es un corto brillante lleno de sensibilidad.

Tom Jenkins forma parte de la famosísima compañía de publicidad The Theory. El director británico es co-fundador de la empresa de cine que ha filmado muchos de los mejores vídeos corporativos y anuncios de marcas de los últimos tiempos.

Cuenta Jenkins que todas las imágenes que vemos fueron animadas, no existen reemplazos en ellas. Para su realización utilizó una Canon 5D MKII y el software de Stop-Motion Dragonframe. Junto a las características técnicas acompaña a la pieza como banda sonora The Cinematic Orchestra. El resultado es simplemente asombroso.