Durante el día de ayer Siri el popular asistente por voz que tiene el nuevo iPhone 4S ofreció problemas para dar respuesta a algunos de los usuarios durante varias horas, probablemente debido a algunos problemas de conectividad de los servidores de Apple, aunque estos todavía no han dado una explicación oficial sobre esta incidencia.

Como probablemente ya sabéis cada vez que se hace una consulta a Siri el iPhone se conecta con los servidores de Apple para obtener la respuesta a la consulta efectuada por parte del usuario. Esto tiene sus ventajas e inconvenientes y entre ellos se encuentra que cualquier tipo de problema en la red, ya sea por parte del usuario o de la compañía afectará al sistema. Y si el fallo se encuentra en los servidores se pueden dar sucesos como los de RIM hace unas semanas.

He de confesar que me apasiona mucho todo lo relacionado con este asistente, no por el hecho de que el dispositivo sea capaz de entender las preguntas de las personas mediante voz y su respuesta pueda ser buena, sino por todo lo que hay detrás así por las razones por las que se ha montado la infraestructura del modo en el que lo han hecho. Todo esto es algo que probablemente este guardado como uno de los mejores secretos de la compañía de Cupertino, pero una de las cosas que más se ha estado hablando es el motivo por el cual Siri funciona sólo en iPhone 4S. Durante los últimos días ha quedado claro que un iPhone 4 e incluso un iPod Touch de cuarta generación pueden ejecutar Siri sin demasiados problemas, por lo tanto el hecho de que sólo se pueda ejecutar en el último nuevo dispositivo de Apple se deba meramente a una decisión comercial.

No tenemos que olvidar que Siri todavía está en desarrollo y cuando sea más global, teniendo soporte más idiomas --entre ellos el español, que llegará 2012-- puede ser más que probable que este finalmente termine llegando a más dispositivos. En resumen, este asistente sólo funciona en iPhone 4S para dar más fuerza a las ventas del último smartphone de la empresa de la manzana, por qué es un servicio que todavía está en desarrollo y probablemente también por no ejercer demasiado estrés a una infraestructura que puede cojear como se ha demostrado en el día de ayer.

Con el lanzamiento de iOS 5 vimos como muchos usuarios tenían que esperar a actualizar su dispositivo porque simplemente no podían, debido a la gran cantidad de demanda a la que tenían que hacer frente los servidores de Apple. Suponiendo que Siri hubiese estado disponible para todos las personas que tuvieran ya en sus manos un iPhone 4 eso habría supuesto una carga asombrosa para los servidores de la empresa, mientras que habiéndolo hecho de este modo les ha permitido gestionar de una mejor forma la carga de los servidores, debido a que el número de dispositivos que pueden hacer consultas es menor y va habiendo más de forma escalonada.

Para los que poseemos un iPhone 4 o inferior nos queda esperar que durante el año que viene este asistente llegue al resto de dispositivos, aunque es algo que teniendo en cuenta la trayectoria de la compañía no tendríamos que tener seguro.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.