Se llama Mike Mitchell. Es un artista de Los Angeles. De barba y gorrita. En su portfolio oficial no hay muchos datos. Sólo que está casado con una mujer llamada Lauren, que tiene tres perros y un gato. Y que esas cinco vidas son tan "cool", que quiere pasar muchas horas con ellos. Por eso, dice, no tiene tiempo de escribir portfolios...

Es ilustrador. Y pintor. Un dibujante genial obsesionado con el mundillo geek. Mario Bros, Bob Esponja, Batman, Robocop, y un largo etcétera, suelen ser personajes principales de sus puestas en escena extremas. Es el artista de moda, y el pincel estrella de algunas de las revistas más importantes, entre otras GQ o Discover. Allí ilustra las temáticas más diversas, en especial retratos para entrevistas (son reveladores los que hizo de Zach Galifianakis y Steve Carell, este último pintado con un pequeña lágrima que dice mucho sobre la personalidad del cómico).

También ha puesto su firma en pósters de películas e infinidad de publicidades. Un Bob Esponja chapuceando en el petróleo es un inteligente mensaje ecologista que no hay que perderse.

Y es también, un artista de galerías. Su brillante retrato en homenaje a Bill Murray (lo disfraza de Gardfield) es parte de una exposición que inauguró ayer en Gallery 88, de Los Angeles. Podemos decir que Mike Mitchell es el hombre que elevó la cultura geek a la categoría de arte. Sabe cruzar los movimientos y las técnicas (desde el hiperrealismo hasta el surrealismo) para hacer mucho más efectivo su arte pop. Para que su arte pop atraviese retinas.

Pero su chiste, en el fondo, siempre es uno: torcer los personajes que pinta, para presentarlos de una manera inimaginada. Así veremos un Charles Darwin con orejas de Mickey o un Batman decadente haciendo las veces de policía gordo. Los retuerce, los mata, los aplasta o los eleva, pero con el objetivo de que trasladen al espectador un mensaje. Logra que ellos, personajes de ficción, vehiculicen los grandes problemas del mundo real (la violencia, la alienación, la injusticia).

A propósito, buceando en la web -a la búsqueda de más y más sobre Mitchell- descubrí unas remeras geniales con su obra. Allí se lo ve al actor Rainn Wilson (de "Office") con la inscripción "Punk sales man genius", simulando el diseño del afiche de la película sobre la vida del hombre fuerte de Facebook, Mark Zuckerberg, "Red social". Dos reflexiones: ¿cuántos mundos es capaz de cruzar este hombre en su obra? La segunda: ¡quiero ya una de esas remeras! (todo lo que el dibujante recolecta con la venta de esta prenda lo dona a la fundación Mona a favor de la educación universal).

Podemos echar una mirada a su Facebook, su twitter y su blog. Disclaimer: una vez que entremos a algunos de estos sitios, será muy difícil salir.