En el mes de junio nos enterábamos de una nueva vuelta de tuerca por la defensa de la propiedad intelectual. Estados Unidos aplicaba de manera sorprendente la extradición en los casos de violación de copyright. Richard O´Dwyer, estudiante de 23 años, era arrestado por la policía británica y detenido en la prisión de Wandswort tras el anuncio de Estados Unidos de confiscar el sitio TVShack del que era administrador. Hoy, más de cinco meses después, el joven sigue a la espera de una sentencia que podría ser tristemente histórica y acabar con su extradición a Estados Unidos. Desde hace una horas hay fecha para el dictamen, será el 13 de enero del 2012.

TvShack era una web de enlaces a vídeos cuyos dominios fueron confiscados por Estados Unidos en la operación de derribo «En nuestros sitios«, la misma utilizada para la web rojadirecta. A diferencia del resto de actuaciones, por primera se utilizaba un término, extradición, cuyo origen era muy distinto a la nueva fórmula. De esta manera Estados Unidos daba un paso más, increíble si quieren, para demandar al sitio y a su administrador por cargos de copyright pidiendo su llegada al país.

Hay que recalcar que el pleito se llevaba a cabo aún cuando el servidor se encontraba fuera de la jurisdicción de Estados Unidos y que lo único que ofrecía eran enlaces a series de TV, no alojaba material infractor. Tanto derechos humanos como jurisdicción internacional se ponían en tela de juicio con este movimiento.

Como decía al principio, hoy y tras más de cinco meses, Richard O´Dwyer vuelve a ser noticia. La sentencia y posible extradición llegará el viernes 13 de enero del 2012. Mientras, O´Dwyer continúa asistiendo a los magistrados de Westminster cada martes acompañado de su madre.

Así lo explicaba estos días Julia, su madre:

>Esta semana se suponía que íbamos a continuar con los argumentos sobre la doble incriminación, es decir que la vinculación no es un delito en el Reino Unido. Sin embargo, la Fiscalía de EE.UU. no nos envíe su respuesta a las acusaciones sobre Richard y sobre la exactitud de sus declaraciones anteriores…

La defensa del joven se centra en estos momentos en las cuestiones que tienen que ver con los derechos humanos y desproporción que existiría si se llevara a cabo la extradición por un presunto delito de enlaces a obras protegidas. Richard Ben, abogado defensor del joven, decía al respecto:

>El señor O’Dwyer es un chico joven que aún no ha completado sus estudios y su entorno social sería totalmente cambiado. Esto va a impactar en su personalidad al verse rodeado por la clase de personas que habitan en un centro de detención federal en Nueva York. Él sería un pez fuera del agua en este entorno. No se puede subestimar los riesgos que representan para el chico…

>EE.UU. está retrasando los procedimientos en contra de Richard con el fin de obtener una «ventaja táctica» sobre él como parte de sus búsquedas para obtener pruebas de otros testigos. Así que ahora el juez tiene 6 semanas para leer los archivos…

Ese 13 de enero y si finalmente se falla en contra del administrador de la web, su extradición pasará a formar parte de la lista de atrocidades que hemos visto en un corto espacio de tiempo creando un precedente tremendamente peligroso y grave.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.