David Yates, el director de las últimas cuatro entregas de Harry Potter está preparando una adaptación cinematográfica de Doctor Who en colaboración con Jane Tranter, jefa de la BBC Worlwide en Los Angeles. Esta frase es una bomba que acaba de estallar. ¿David Yates? ¿Película de mi Doctor Who? ¿A quién tenemos que matar para detener este sin sentido?

David Yates, británico de cuarenta y tantos años, dirigió hace años una grandiosa miniserie titulada State of Play, después fue reclutado como director de Harry Potter y se dedicó ha hacer estragos en las aventuras del joven mago. Bajo su batuta llegaron a las salas de cine: Harry Potter y la Orden del Fénix, Harry Potter y el misterio del príncipe, y las dos partes de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Y ahora parece empeñado en poner sus manos encima del longevo personaje de la BBC, el Doctor, el último Señor del Tiempo.

Según declaraciones de Yates a la revista Variety:

En estos momentos estamos buscando guionistas. Nos va a llevar de dos a tres años hacer una buena adaptación, es necesario un gran cambio para llevar al Doctor Who a un escenario más grande ... la idea de los viajes en el tiempo, de un Señor del Tiempo, es muy potente porque se podemos contar la historia y el drama en cualquier dimensión o tiempo

Yates quiere mantener la esencia británica de la serie y que por eso la selección de guionistas será minuciosa pero apostilla que él trabajó con Steve Kloves en Harry Potter y que las películas no se vieron afectadas por la nacionalidad del guionista

La esperanza sería que alguno de los actores que ha interpretado al Doctor desde el 2005 fuese el protagonista de esta incursión en la gran pantalla. Olvidaos del tema, ni Christopher Ecclestone ni David Tennant ni Matt Smith volverán a poner sus pies en la TARDIS. ¿A quién podríamos poner dentro de la cabina azul? ¿Quién podría ser un buen Señor del Tiempo? Seguro que esperan poder crear una franquicia de películas. Además el Doctor es un personaje idóneo para ello ya que, al regenerarse cambia de aspecto, así que podrían ir cambiando de actor cada vez que tuviesen necesidad de ello.

No veo por que la serie, un producto muy británico con un nutrido grupo de seguidores y con gran peso dentro de la cultura popular, necesite, a estas alturas, una adaptación a la gran pantalla. Yo me temo lo peor. El próximo año Doctor Who cumplirá 50 años ¿no podemos dejar que celebre tan señalada fecha en paz?

Yates ha mencionado que la película buscaría un enfoque totalmente nuevo y que no sería una continuación para la serie:

Russell T. Davies y Steven Moffat han hecho sus propias transformaciones, que eran fantásticas, pero tenemos que dejar eso de lado y empezar de cero

¿Os dan mala espina esas palabras? A mi sí, ya me imagino lo que quieren decir y Doctor Who es una de esas joyas de la corona que nadie debería tocar.