Tenemos nueva polémica en España, acompañada de interesante iniciativa popular, sobre lo que servidor denomina mierdavisión. El detonante en esta ocasión ha sido la bochornosa entrevista realizada en el programa La Noria de Telecinco a la madre de “El Cuco”, uno de los implicados en el caso de asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo quien ya ha sido condenado a más de dos años de internamiento en un centro de menores por encubrir el crimen y mentir acerca del paradero del cuerpo.

Todo arranca en el momento que salta la noticia de que el periodista Jordi González (uno de los que se empeña en vender la telebasura como algo de calidad) iba a entrevistar el sábado 29 de octubre a la madre del delincuente, previo pago de entre 9.000 y 10.000 euros, en el programa La Noria que capitanea y el cual es el máximo exponente de la telebasura nacional junto a varios más de la misma cadena (salvo alguna excepción, la mayoría de programas de Telecinco son realities absolutamente inmorales. Por poner otro ejemplo, ahí tenemos “Más allá de la vida”).

Acto seguido de conocerse la información Twitter comenzó a hervir. Rápidamente el hashtag #noverelanoria llegó a teman del momento, donde se mantuvo durante varias horas y bajo el cual se publicaron cientos de mensajes instando a que nadie viera el programara y así boicotearlo. Además en paralelo también se enviaron emails a Telecinco solicitando que no se llevara a cabo la entrevista. No funcionó, la entrevista se emitió y obtuvo una gran audiencia, pero tras la emisión y los primeros fracasos nació una segunda iniciativa de boicot, orientada esta a los anunciantes del programa.

Mediante un post en su blog, el periodista Pablo Herrero identificó a las firmas que se anunciaron durante el programa proponiendo que ”colaboremos para presionar a las marcas que dan su apoyo a estos contenidos” y lazó petición en Actuable para articular esa presión y pedirle a los anunciantes de La Noria "que dejen de apoyar contenidos televisivos tan nauseabundos" bajo amenaza de que si no lo hacían se promovería boicot contra sus productos. Sin duda muy interesante ya que como se puede leer en la petición:

[...] el círculo de CONTENIDOS + ESPECTADORES lo cierra una pata esencial, la más necesaria: ANUNCIANTES, que son quienes financian y convierten en rentable un tipo de televisión tan falta de valores morales. [...] Presionemos a las marcas que dan su apoyo a estos contenidos. [...]

Así arrancó la iniciativa de boicot, que sí está funcionando, muchísimo mejor de lo que esperaba. Creí que los anunciantes ignorarían la presión ciudadana ya que era lógico pensar que los que la ejercieran serían personas que no consumen este tipo de programa y por lo tanto a las marcas les daría lo mismo. Por suerte me equivoqué.

En el momento que escribo estas líneas, 9.417 personas han firmado la petición de Actuable, siendo lo más destacable la espantada de marcas de la Noria que se ha producido como consecuencia de la iniciativa. Concretamente Campofrío, Puleva, Bayer, Nestlé, Panrico Donuts y Queso Milner han anunciado su retirada del realitie. Algunas de las declaraciones (son partes de las mismas, extraídas del segundo artículo de Herrero sobre la campaña):

Campofrío

[...] Como marca, y a nivel individual como personas trabajadoras de la empresa Campofrío, nos solidarizamos sinceramente con el sentir general y lamentamos el dolor de la familia de Marta del Castillo y tantas otras que hayan tenido que pasar por experiencias similares y sentimos mucho cualquier molestia o repercusión involuntaria e indeseada que se haya generado con la emisión de la entrevista a la que aludes para las mismas. No solo nos solidarizamos con su petición sino que también pedimos disculpas (a pesar de que ignorábamos esos contenidos tan lamentables) y hemos dado orden URGENTE a nuestra agencia de medios de cancelar cualquier spot en La Noria de modo indefinido. Sin más, aclarar que compartimos al 100% su repulsa por estos hechos. Saludos.

Puleva

[...] PULEVA y President, ha comunicado de manera urgente a Telecinco, a través de su agencia de medios, que no desea tener ninguna presencia alrededor de cualquier programa en el que pueda aparecer esta señora o cualquier otra persona allegada a los imputados en el caso. Lamentamos lo ocurrido.

Bayer

[...] basándonos en la filosofía y valores de nuestra compañía, pedimos disculpas a todas las personas que se hayan sentido ofendidas. Y les comunicamos que nos adherimos a su petición y que hemos cursado instrucciones para que la emisión de nuestra publicidad se produzca en un horario que no coincida con dicho programa.

Lo mejor es que va a ser complicado parar la rueda. Por un lado se está pidiendo en Twitter y otros foros que la gente apoye a las marcas que han decidido retirarse de La Noria, y por el otro se alienta a presionar al resto de marcas para que hagan lo mismo así como también a impulsar la iniciativa difundiéndola en Twitter, Facebook, blogs o cualquier otro canal.

Por mi parte, me uno y animo a todos a que hagáis lo mismo de la forma que más os guste.