Año 2019. Neo-Tokyo es una ciudad construida sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial. Japón es un país al borde del colapso que sufre continuas crisis políticas. En secreto, un equipo de científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada "la energía absoluta". Pero los habitantes de Neo-Tokyo tienen otras cosas de las que preocuparse...

Así comenzaba una de las grandes obras de culto del anime de todos los tiempos. Akira, la monumental obra ciberpunk de Katsuhiro Otomo, supuso un éxito sin precedentes fuera del circuito asiático. Quizá y por primera vez, el concepto mainstream de la maquinaria de Hollywood nunca había tenido más claro desde entonces que ahí se encontraba un filón que explotar. La noticia de hace unas horas es la confirmación. Warner anuncia el comienzo del remake largamente esperada por muchos y temido por otros tantos. La producción se inicia a principios del 2012.

Y es que tras los tomos llegó la adaptación del anime en la no menos fabulosa película de animación en 1988. Si bien el intento acabó en una pequeña parte de lo que trasmitía y contaban las novelas gráficas, Otomo dirigió su propia obra con gran acierto, sobre todo en lo relacionado a la factura técnica, por aquel entonces y todavía hoy, una de las grandes obras del cine de animación.

Quizá y por la misma razón que la adaptación animada, el proyecto en película con actores reales siempre ha sido motivo de controversia y polémica por los fans. Una obra como esta, con la categoría que ha adquirido y la simbología propia e inmersa sería tratada desde Hollywood bajo el canon de los blockbusters de acción.

Puede que no les falte razón. Tras la noticia del remake hay noticias buenas y otras seguramente no tanto. Para empezar, lo mejor que se puede decir hasta ahora es que Otomo estará inmerso en la producción en labores de productor ejecutivo.

Leonardo DiCaprio, fan acérrimo de la obra, será junto a Jennifer Davisson y Andrew Lazar los productores. Aunque suene desconcertante, el famoso actor ha sido el principal motor para que el proyecto tenga luz verde. Además, finalmente se ha escogido al director español Jaume Collet-Serra para dirigirla.

Para el papel protagonista parece que Garret Hedlund se encuentra en negociaciones avanzadas... ¿Pero para quién, Tetsuo, Kaneda o ninguno? Y aquí se encuentra la noticia quizá más desagradable para los fans. Los primeros escritos muestran una sinopsis "algo" alejada de lo que sería un remake y muestran más bien una adaptación que desde ya parece muy libre y norteamericana. Olvídense de Neo-Tokio, porque ahora parece ser que nos trasladamos a Neo-Manhattan...

Desarrollada en Neo Manhattan, esta épica historia cyberpunk de ciencia ficción sigue al líder de una banda de motoristas que debe salvar a su amigo, quien descubre su destructiva capacidad sico-telequinética a causa de unos experimentos del gobierno...

Muchas dudas ante lo que sólo es un borrador, veremos cómo avanza el proyecto.