Salvo honrosas excepciones, las adaptaciones americanas de series británicas suelen ser un fracaso. Hay casos excepcionales como The Office, Queer as Folk o Shameless pero, por lo general, los americanos no son capaces de imitar la sutileza, el tono, la grandeza y el buen hacer de las series inglesas. Ejemplos: The IT Crowd, Free Agents o Life on Mars. Debo admitir que su perseverancia es admirable, porque a pesar de todos esos desastres ellos lo siguen intentando. ¿Es que no han aprendido nada tras el fiasco de Skins USA? Un descalabro de proporciones épicas. Parece que no pues la historia vuelve a repetirse.

Resulta que Josh Schwartz, creador de The O.C, Hart of Dixie o Chuck, le ha echado el ojo a Misfits y pretende hacer un remake de la multipremiada serie del canal E4. El creador de la serie, Howard Overman, está metido en el proyecto, algo que resulta tranquilizador. No obstante, él solo no podrá contra toda la fuerza y el empuje del show business americano. Y no es por menospreciarle pero comparado con Schwartz, este hombre allí, no es nadie.

La productora Warner Bros se ha hecho con los derechos de la serie:

Misfits no ha sido elegida solo porque haya ganado un Bafta, también porque el público americano se ha interesado por la serie y la ha seguido en Hulu, convirtiéndola en una de las series más seguidas en *streaming* el pasado verano.

En la conocida web, Misfits ha convencido a más de nueve millones de telespectadores, un número más que suficiente para intentar copiar ese éxito. Por el momento, ninguna cadena americana, ha movido ficha para hacerse con la serie. Hay que tener en cuenta, que dependiendo de la cadena que se haga con este remake, dependerá el tono del mismo. No será igual un Misfits de Showtime que uno en la CBS ni hacerlo será lo mismo para Syfy que para Starz.

Para aquellos que no conozcáis la serie deciros que trata sobre cinco jóvenes que durante su servicio de trabajos a la comunidad son alcanzados por una extraña tormenta eléctrica. Tras ese incidente, poco a poco y uno a uno, van descubriendo que tienen superpoderes. Para ellos no será fácil lidiar con sus nuevas habilidades. Además hay que tener en cuenta que son un puñado de chavales con problemas que, en principio, usarán sus poderes para su propio beneficio.

Este año se estrena la tercera temporada de la serie. El éxito de Misfits ha sido enorme, y aunque hay una baja muy importante en el reparto, ya que el actor Robert Sheehan que daba vida a Nathan ha abandonado la serie; los fans de Misfits están deseando conocer al nuevo personaje y ver que sucede con los demás.

Será divertido ver como se las apaña Schwartz para convertir Misfits en una serie para todos los públicos, en un producto que no despierte las críticas de las asociaciones de padres y que, a su vez, no pervierta el espíritu de la serie original. Complicadísimo. El lenguaje obsceno, las escenas explícitas, el sexo, las drogas y las conductas delictivas son la base misma y el alma de Misfits, si le quitas eso no te queda nada.

Personalmente creo que no deberían hacer el *remake, la serie es perfecta tal y como es; tiene un reparto solvente que encaja muy bien, la desolada ciudad donde se desenvuelve la trama es un paisaje perfecto para el desarrollo de la historia y sus historias son únicas. No creo que en el *remake* americano veamos al personaje de Kelly montárselo con un primate ni a Nathan hacerlo con una anciana

Me temo que lo que veremos será una mala copia de Misfits, un producto descafeinado, sin un par de pelotas – como diría Nathan – y desprovisto de personajes con carisma. ¿Tendremos otro Nathan? Lo dudo mucho. Cuando leí la noticia sólo pude pensar “Save me, Barry”. Sálvanos a todos.

Foto: Geeks sindicate

👇 Más en Hipertextual