Miramax se ha pronunciado hace unas horas con un discurso sorprendente tratándose de una de las productoras más importantes de la industria. A través del CEO de la compañía, Mike Lang, la dueña de filmes como Pulp Fiction o Amelie arremete contra quienes piensan que la piratería es el problema de la pérdida de dinero. Para Lang el problema lo tienen dentro del propio sistema, en los monopolios creados y en la falta de innovación que acerque al consumidor.

Muchas veces hemos hablado sobre el problema de la piratería y de los argumentos de la industria del entretenimiento con señalarla como el principal culpable de la caída de ventas. Por contra, quienes defendemos que detrás de estos números se encuentran la mala gestión y el retraso de un cambio en el modelo de negocio, pocas veces encuentra feedback desde las productoras, asociadas en la palabra y el slogan de la MPAA, RIAA o similares.

Quizá por esta razón las palabras de Miramax suenen a cambio, ya que hasta ahora ninguna de las "grandes" de Hollywood se había atrevido a plantear un discurso tan contrario al oficial. Lang habló en el marco de la conferencia MIPCOM junto a Ted Sarandos, de Netflix, comentando abiertamente sobre el uso que se hace de la piratería como recurso para hablar de los malos números:

La piratería no es el tema más importante para nuestra compañía. Creo que todos los consumidores en algún momento de su vida, cualquiera que sea el mercado, no desean piratas. Realmente no lo desean. Tal vez los más jóvenes, pero en última instancia, con el tiempo, no quieren ser piratas, y esa es la manera que tienen de reaccionar para que les ofrezcamos un servicio legítimo y bueno para ellos.

¿Por qué todo el mundo se centra en la piratería cuando hablamos por ejemplo de la industria musical si ese no es el mayor problema de la industria? Quizá el problema o la solución serían precios más bajos que los acompañen, innovar. Los monopolios amenazan más a la industria de la música que la propia piratería. Apple por ejemplo es la empresa más potente de la industria musical digital porque no había competencia y aún a día de hoy no hay suficiente competencia.

Nosotros, como parte de la industria del cine, tenemos que ser conscientes del cambio. Miramax por eso tienen acuerdos con Netflix o con Hulu, queremos que hayan jugadores múltiples para que exista éxito.

No puedo estar más de acuerdo con las palabras del CEO, la misma Netflix a través de Sarandos, con un éxito rotundo en el espacio digital en Estados Unidos, recalcó lo que otras veces ha explicado, un slogan fácil de entender pero al parecer difícil de llevar a la práctica:

Cuando los consumidores dicen lo que quieren, dáselos. Encuentra una manera para que les llegue porque ellos van a encontrar la manera de conseguirlo.

Ambas locuciones hablan de innovar en el campo de sus compañías. De Netflix hemos hablado muchas veces al igual que de su "hermano" en el espacio musical Spotify. Ambos servicios en streaming son el ejemplo de que el usuario no desea un "todo gratis" si hay una oferta válida.

En cambio, de las productoras hasta ahora sólo habíamos escuchado su defensa a ultranza de los viejos modelos de negocio auspiciados por las lecturas de la industria del copyright. Miramax podría ser un espejo en el que mirarse el resto. De hecho, la distribuidora de cine no sólo está en Netflix o Hulu. Podemos decir que a día de hoy se trata de la productora que más está expandiendo su negocio por la red, buscando salida a su producto en el espacio digital. A los acuerdos actuales hay que sumarle que se encuentra inmersa en una posible alianza con YouTube y Google TV e incluso para añadir su catálogo en el Market de Android. En Facebook ya ofrece una aplicación en Estados Unidos con un catálogo de 20 películas bajo alquiler. Les dejo con la locución de Sarandos y Lang durante la conferencia: