Muchos de los automóviles que podemos encontrar hoy en día incluyen bastantes dispositivos electrónicos (control por voz, manos libres para el teléfono, ordenador de abordo, gps etc), sistemas que cada vez ofrecen más prestaciones relacionadas con el confort y la seguridad. De hecho, comienza a ser habitual dotar a los vehículos con conexión a Internet, por ejemplo, para avisar a los conductores de posibles atascos de tráfico y, en consecuencia, ofrecerle rutas alternativas. Ford ha querido dar un paso más y está trabajando en un proyecto de investigación que permitirá a un vehículo monitorizar la salud de su conductor si, por ejemplo, padece alguna enfermedad crónica.

Ford, dentro del evento Wireless Health 2011 que se ha celebrado estos días en San Diego (California), ha presentado un proyecto en el que un vehículo podría ser capaz de advertirle al conductor que su nivel de glucosa en sangre ha caído, que hay demasiado polen en el ambiente o que es la hora de tomar la medicación.

A través de tres casos de uso, Ford ha desarrollado tres aplicaciones que ilustran la conectividad de dispositivos médicos inalámbricos con el panel de control de un vehículo. Concretamente, los primeros esfuerzos de Ford se han centrado en personas que padecen diabetes o asma, haciendo que el coche pueda conectarse a un dispositivo inalámbrico comercial para monitorizar la glucosa o que, mediante una conexión a Internet, el coche pueda conectarse a un sitio web para consultar el nivel de polen en suspensión en el aire y pueda pasarle estos datos a WellDoc, un dispositivo móvil que se utiliza para la supervisión de pacientes.

Según K. Venkatesh Prasad, responsable del proyecto en Ford:

> La gente ya utiliza el control por voz para llamar por teléfono o para seleccionar la música. Ahora, lo que estamos tratando de hacer es extender esa capacidad para incluir la posibilidad de vigilar el confort y la salud del conductor

¿Un coche que vela por nuestra salud? La verdad es que suena un poco raro pero si tenemos en cuenta que hay gente que pasa muchas horas al volante por motivos laborales o, dependiendo de su lugar de residencia, hace muchos desplazamientos en coche, que el vehículo «se preocupe» por nosotros es una visión muy interesante del confort y la seguridad. Según WellDoc, una de las compañías de dispositivos médicos que ha colaborado con Ford en el proyecto, este sistema podría ayudar a las personas que sufren diabetes a estar mucho mejor controladas. Anand Iyer, director de operaciones de WellDoc que, además, sufre de diabetes tipo 2, usar el sistema de control conectado al vehículo es una experiencia perfecta para el paciente:

> Un usuario se despierta, se realiza un control de glucosa y resulta que ésta está demasiado baja y debería desayunar, sin embargo, decide emprender la marcha y se mete en su coche. Cuando entra en el coche, el vehículo vuelve a recordarle que debe desayunar puesto que ha tenido una lectura baja de la glucosa en la sangre.

De hecho, el coche podría ir más allá y emitir una alerta si detecta que el nivel de glucosa es bajo, algo que podría ser de extrema utilidad para monitorizar a un niño que viaja en el asiento trasero y alertar a sus padres mediante una alarma.

El otro caso de uso, el del polen, se ha orientado a pacientes que sufren de asma y necesitan conocer la calidad del aire del sitio al que van. Para ello, la aplicación combina la información del historial de alergias del paciente con su posición (según el GPS del vehículo) y los datos del aire descargados de la red; dichos datos combinados podrían servir para controlar las ventanillas del vehículo (que se suban solas si es necesario) o cambiar la configuración del climatizador del vehículo.

Pero, además, Ford sigue trabajando en otros proyectos como en el de la inclusión de un electrocardiograma en el asiento que permita observar el corazón del conductor. Este proyecto anda en una fase muy temprana pero la idea es utilizar esta tecnología para alertar al conductor de cualquier alteración (taquicardia, infarto, etc) y, en caso necesario, detener el vehículo para evitar un accidente.

Un proyecto bastante interesante.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.