Hoy 15 de octubre es el día en el que la ciudadanía está llamada a expresar pacíficamente su disconformidad con el sistema financiero, con la política, contra los recortes sociales, etc, en definitiva, para solicitar un cambio global, es decir, hoy es el día del #15O. Como bien comentaba mi compañero Elías, hoy están convocadas manifestaciones en más de 900 ciudades de unos 80 países de todo el mundo y, entre todas estas manifestaciones, Londres ha destacado por un insigne asistente: Julian Assange, el fundador de WikiLeaks.

Julian Assange se unió a los más de 2.000 asistentes que se concentraron para ocupar la Bolsa de Londres, el London Stock Exchange (LSX), que se había organizado bajo el nombre de OccupyLSX. Aunque los manifestantes no pudieron alcanzar el edificio de la bolsa porque la policía les impidió el paso, se dirigieron a la plaza en la que está ubicada la Catedral de San Pablo y se concentraron allí. Entre la multitud apareció un Julian Assange que tapaba su rostro bajo una máscara de Guy Fawkes hasta que la policía londinense se acercó a él. En los primeros instantes, a través de Twitter, se comentó que Assange había sido detenido por la policía, sin embargo, todo quedó en una falsa alarma y, simplemente, fue instado a que se quitase la máscara si quería permanecer allí.

Pues sí, parece ser que la policía londinense no permitió que un ciudadano pudiese portar una máscara si bien este hecho sirvió para que Assange se abriese paso a través del cordón policial para subirse a la escalinata de la catedral y desde ahí se dirigió a los asistentes, que lo corearon bajo gritos de «¡Julian! ¡Julian!»:

> ¡No podemos ser anónimos y usar máscaras, aunque los bancos suizos sí pueden! […] A la gente la envían a Guantánamo para obedecer la ley, mientras el dinero se lava impunemente en las islas Caimán y en Londres

> Este movimiento no es la destrucción de la ley, sino la construcción de la ley

La aparición de Julian Assange ha sido, como poco, toda una inyección de moral para todos los activistas que se habían concentrado en Londres y que habían intentado llegar, sin éxito, al edificio de la bolsa situado en la plaza de Pasternoster (que estaba cercada por la policía). Además, para animar a los asistentes, Assange citó el «We are all individuals» de Monty Python’s Life of Brian.

A los gritos de «¡Una solución: revolución!» los activistas se hicieron oír por las calles de Londres y, entre ellos, se pudo ver a un grupo de españoles que también se ha sumado al movimiento. Preguntado por la motivación, uno de los portavoces comentó:

> Estamos haciendo esto para desafiar a los banqueros y a las instituciones financieras que imprudentemente han jugado nuestra economía

Imágenes: @danroj, @danroj y @suigenerisjen

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.